Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EXTREMADURA:

Un fortín de los socialistas inasequible a los populares

Extremadura se le atraganta a la derecha. El socialismo sigue aferrado a una región que se convierte en un fortín inexpugnable para el Partido Popular que debe contentarse con una victoria menor: arrancar al PSOE un escaño. Pero la batalla extremeña estaba por encima de avances al contar' con un factor psicológico añadido. Asaltar el álamo del socialismo era romper la alianza que el PSOE mantenía con el éxito desde 1982. La derecha volvió a llamar a la puerta sin lograr cruzar el umbral.El PSOE cede un escaño, pero reafirma su hegemonía. Aunque pierde 8.000 votos con respecto a las generales de 1993, casi recupera 50.000 sobre las autonómicas. Rodríguez Ibarra no dudaba en señalar el 3-M como "el día más importante del socialismo español; más incluso que en 198T', porque entonces no tuvieron en contra "tantos poderes fácticos".

El Partido Popular sigue creciendo y, por primera vez, obtiene cinco diputados, superando el 401/o de los votos. Ha logrado reducir en ocho puntos la diferencia con el PSOE, pero su avance no resulta tan espectacular como en 1993. Cáceres y Badajoz se presentan como plaza fuerte de los populares. Luis Ramallo calificó los resultados de "muy favorables" puesto que "éste es el feudo del señor Rodríguez Ibarra.

Izquierda Unida, embarcada en el largo y doloroso trance de conseguir un escaño en Badajoz, vuelve a contemplar los resultados como un arte trágico, y pierde casi 7.000 votos con respecto a las últimas autonómicas. La mayor sangría se produce, precisamente, en su lugar natural de ubicación: la provincia de Badajoz.

El gran derrotado de estas elecciones ha sido el regionalismo. Coalición Extremeña, un bloque que agrupa a tres formaciones, apenas ha superado el 1% de los votos, cuando el pasado año logré casi cuatro puntos. "¡Claro que con 300.000 pesetas de presupuesto para la campaña, qué se iba a esperar!", se lamentaba su líder Pedro Cañada, quien retomaba su viejo mensaje: "Gane quien gane, siempre gana Cataluña

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 5 de marzo de 1996

Más información

  • RESULTADOS PROVISIONALES