Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un sector del PP catalán achaca su derrota a la línea de Vidal-Quadras

El pinchazo electoral sufrido el domingo por el Partido Popular (PP) en Cataluña ha ahondado aún más la fosa que separa a su presidente regional, Aleix Vidal-Quadras, y sus escasos seguidores, del resto de dirigentes del partido. Estos dirigentes no dudaron ni un momento en atribuir el fracaso al perfil antinacionalista catalán que Vidal-Quadras ha dado al partido. Este sector del partido sostenía ayer que el PP no mejorará su posición en Cataluña mientras Vidal-Quadras siga al frente de la organización.Josep Maria Trias de Bes, el candidato que encabezaba la lista por Barcelona, afirmó ayer públicamente que el PP necesita "una renovación profunda en todos sus grados" en Cataluña y precisó que esa renovación debe seguir la línea de "catalanismo moderado y centrado" que él preconiza.

Las divergencias con Vidal-Quadras, que atribuye el fracaso electoral a una "sistemática campaña de deformación" de la verdadera imagen del PP por parte de sus adversarios, obligó a suspender una conferencia de prensa y la reunión de la dirección del partido. Vidal-Quadras evitó entrar en polémica con Trias de Bes y declaró que ahora los organismos regulares del partido deben iniciar "una reflexión profunda" sobre los resultados electorales y cerrar filas en torno a José María Aznar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 5 de marzo de 1996