Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 'Partido del voto en blanco', la sexta fuerza

Un total de 242.831 ciudadanos, el 0,97% del total, acudieron el domingo a las urnas pero, en vez de apoyar a alguna de las fuerzas políticas que se presentaban, dejaron patente su insatisfacción con todas ellas depositando una papeleta en blanco. Si todos estos sufragios hubieran ido a parar al mismo partido, éste habría sido el sexto más votado, por detrás del PNV y por, delante de Coalición Canaria. El número de votos en blanco registrado el domingo es el más alto desde la reinstauración de la democracia y evidencia que un número creciente de ciudadanos no quieren renunciar a su derecho al voto, por lo que no se abstienen, pero tampoco encuentran en el panorama político a nadie digno de su confianza. El partido del voto en blanco ha ido creciendo ininterrumpidamente desde las primeras elecciones democráticas de junio de 1977, cuando se registraron 46.248 (0,25%), hasta las del pasado domingo, en que ha rondado el cuarto de millón de votos. Este crecimiento es paralelo al descenso de los votos nulos, imputables en parte a la inexperiencia de los votantes, que han pasado de 265.797 (1,43%), en 1977, a 124.367 (0,50%), ahora.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 5 de marzo de 1996