Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones 3 de Marzo

La presidencia del Congreso, primera pieza que habrá de jugar el PP

La partida de los pactos está abierta. La mayoría relativa que ha conseguido el PP en el Congreso, con 156 diputados, a 20 de la mayoría absoluta, convierte la presidencia de la Cámara en la primera pieza que puede jugarse. La misma noche electoral, Iñaki Anasagasti (PNV) dijo que la presidencia del nuevo Congreso debiera ser para la oposición, y citó el precedente de Cataluña, en donde CiU, a ocho escaños de la mayoría absoluta, tuvo que ceder a los socialistas la primera plaza de la Cámara autonómica. Los nacionalistas catalanes declararon ayer que no están por la labor, porque no les gustó que se la arrebatasen por imposición de todos los demás, pero se declararon abiertos a negociar.

Los socialistas, Izquierda Unida y parte de los nacionalistas bastarían para ponerse de acuerdo y votar un candidato a la presidencia del Congreso, como ocurrió en Cataluña, cuando el socialista Joan Raventós fue elegido por el Parlamento autonómico, pese a las serias protestas de CiU.Cualquiera que sea su nuevo presidente, el Congreso que se constituirá el próximo día 27 mantendrá, con toda probabilidad, una estructura idéntica a la que tuvo durante la pasada legislatura: siete grupos parlamentarios. Los escaños darán asiento aproximadamente a un 15% de caras nuevas, entre las que destacan la incorporación de personajes habituales en el hemiciclo, pero que no tenían la condición de diputados, como son siete ministros del actual Gabinete en funciones. Además, otros cinco, incluido Felipe González, tendrán que subir de fila para abandonar el banco azul del Gobierno.

La imagen que contemplarán los españoles cuando se televisen las plenos del Congreso será muy parecida a la que ya conocían. El PP, seguirá en sus escaños, a la derecha del presidente de la Cámara, contemplando el hemiciclo desde su posición y el PSOE a la izquierda, para mantener la tradición parlamentaria europea.

Sólo habrá un ligero ascenso para los socialistas, que tendrán que desalojar la primera, del banco azul, y un descenso para el PP, que ocupará ese lugar de privilegio.

Grupos parlamentarios

Si no se modifica lo establecido hasta ahora, son necesarios cinco diputados para formar grupo parlamentario, por lo que puede darse por seguro que habrá los siguientes grupos: Popular (156 escaños), Socialista (141), Izquierda Unida-Iniciativa per Catalunya (21), Catalán de Convergéncia i Unió (16), Vasco-PNV (5), Coalición Canaria (4) y Grupo Mixto, con siete diputados de cinco partidos distintos.

Los canarios tendrán que recurrir a la misma trampa legal de la pasada legislatura; es decir, tomar prestado un diputado de otro grupo durante 24 horas para constituirse formalmente y seguir funcionando el resto de la legislatura con los cuatro que realmente han obtenido.

El Grupo Mixto está integrado por siete diputados: dos del Bloque Nacional Galego, dos de HB, uno de Esquerra Republicana de Catalunya, otro de Eusko Alkartasuna y el representante de Unión Valenciana. Habrá cinco caras nuevas: Francisco Rodríguez y Guillerme Vázquez, del BNG; María Jesús Aróstegui y Begoña Galdeano, de HB, y Begoña Lasagabaster de EA.

Además de los actuales ministros que ya eran diputados y mantienen su escaño esta legislatura y los titulares de carteras ministeriales que obtienen por primera vez escaño, hay que añadir otros nombres ilustres de la militancia socialista, como Joaquín Leguina, ex presidente de la Comunidad de Madrid; Antonio García Santesmases, de la corriente Izquierda Socialista, o la ex ministra portavoz Rosa Conde y actual persona de confianza en la estructura de Presidencia del Gobierno.

Desde Cataluña se incorporan dos personas que también han trabajo activamente en Presidencia del Gobierno, como Miquel Iceta y Teresa Cunillera.

IU-IC renueva su grupo respecto a la anterior legislatura, con Cristina Almeida y Pablo Castellano, que ya lo fueron en ocasiones anteriores, además de Inés Sabanés, por Madrid, y los nuevos diputados de Vizcaya, José Navas, y de Navarra, Julián Fernández.

El PNV incorpora a Margarita Uria, y CiU cuenta con ocho nuevas caras entre sus 16 parlamentarios: Carmen Laura Gil, Carles Campuzano, Ignasi Guardans, María Zoila, María Amorox, Ricard Burballa y Ramon Companys.

El PP renovó el 35% de las 52 cabeceras de lista, y regresan al hemiciclo Celia Villalobos y Teófila Martínez, que, en un viaje de ida y vuelta, lo abandonaron para ser alcaldesas de Málaga y Cádiz, respectivamente. De los nuevos destaca Josep María Trias de Bes, durante muchos años en las filas de CiU, y Miguel Ángel Rodríguez, uno de los hombres más próximos a José María Aznar y hasta ahora director de Comunicación del PP.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 5 de marzo de 1996

Más información

  • La Cámara seguirá teniendo siete grupos