Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

CATALUÑA:

RESULTADOS PROVISIONALES.ELECCIONES 3 DE MARZO.Los socialistas logran superar el millón y medio de votos, una cifra que no alcanzaban desde 1982CiU resiste la marea del FT, que no logra sumar un solo escaño más

Estas elecciones han acentuado los rasgos básicos de comportamiento histórico del electorado catalán: los socialistas ganan en las generales (39,3% esta vez), los nacionalistas defienden bien el espacio de centro (29,6%) y los populares no consiguen superar el estadio de tercera fuerza (17,9%), a mucha distancia de las dos primeras. Los resultados obtenidos por el PSC han sido espectaculares: ha sobrepasado el millón y medio de votos, algo que sólo había logrado en 1982, el año de la irresistible marea socialista. Para comparar cifras se ha de tener en cuenta, no obstante, el fuerte incremento experimentado por el censo en estos 13 años.El PSC ha logrado una subida de 242.000 votos, cifra muy superior al crecimiento del PSOE en el conjunto de España, que ha sido de 161.000. Aunque el cinturón industrial barcelonés ha sido la principal plataforma de este ascenso, los socialistas experimentan asimismo crecimientos en todas las provincias y suman un diputado más por Barcelona.

. Otro de los ejes de los comicios en Cataluña era el duelo entre el PP, que intentó presentar una imagen de adaptación moderada al catalanismo, y los nacionalistas de CiU, cuyo eje de campaña era evitar el desplazamiento de sus electores más moderados hacia la derecha. El centro de esa batalla era obviamente, la provincia de Barcelona, donde los convergentes han resistido el asalto con una pérdida de 37.000 votos, la mitad de los cuales se han compensado con moderadas subidas en las otras tres provincias. Ese descenso ha supuesto a los convergentes la pérdida de un diputado.

Para el PP el balance es mediocre. El desembarco del ex convergente Josep Maria Trias de Bes al frente de las listas no se ha traducido en un incremento de escaños y la subida en el número de votos ha sido muy moderada: 70.000. Siguen sin obtener acta de diputado en Girona.

El tímido crecimiento de Izquierda Unida en España se ha traducido aquí en la pérdida de un escaño para la formación hermana, Iniciativa per Catalunya, que coloca sólo dos representantes, a pesar de haber ganado 22.787 votos. Esta aparente contradicción se explica por el hecho de que el último diputado que IC logró en 1993 es el que ha perdido este año Barcelona por reajuste demográfico. Caso bien diferente es el de Esquerra Republicana (ERC), que conserva su única diputada, Pilar Rahola, a pesar de perder casi 25.000 votos, muchos quizá seducidos por la llamada al voto útil del PSC.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 5 de marzo de 1996