Cartas al director
i

Medio ambiente

En todas partes se nos pide que contriblayamos al medio ambiente, que seamos europeos y ecológicos, pero cuando el ciudadano quiere realmente colaborar se encuentra, por ejemplo en Santiago, ante la falta cerca de su casa de un contenedor para vidrio (y no digamos de papel, por no hablar de los de aceite, que aquí ni siquiera existen). Es de comprender, entonces, que las ansias ecologistas se enfríen, y que se pueda leer en la prensa que la mitad del papel reciclado que se usa en España haya de ser comprado al exterior. Creo que en un momento en el que Santiago está siendo tan promocionado a nivel internacional, y cuando la imagen que se quiere proyectar es la de una ciudad moderna, debería hacerse hincapié no sólo en los aspectos propagandísticos, ni siquiera únicamente en los culturales, sino en aquellos que nos ponen más en consonancia con Europa, y que permiten a los ciudadanos respetar y proteger el medio ambiente. Si nos dejan, claro.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 02 de febrero de 1996.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50