Los recursos de Barrionuevo y Vera alegan que las imputaciones no se apoyan en pruebas

José Barrionuevo, ex ministro de Interior, indica en el recurso contra su procesamiento en el caso GAL que los cargos apreciados por el juez Eduardo Móner se basan sólo en declaraciones de otros procesados, sin más medios de prueba. También, que el proceso adolece de nulidad radical, ya que el anterior instructor, Baltasar Garzón, de la Audiencia Nacional, retrasó más de siete meses el envío del sumario al Tribunal Supremo. Los recursos de Barrionuevo y Rafael Vera, ex secretario de Estado para la Seguridad, critican la imputación del delito de pertenencia a "banda armada" porque, argumentan, contradice la jurisprudencia del Supremo y del Constitucional.Los recursos de reforma de Barrionuevo y Vera deberán ser resueltos en primer lugar por Móner. De ser desestimados, deberá pronunciarse la Sala Segunda del Supremo en pleno.

El defensor de Barrionuevo, Pablo Jiménez de Parga, expresa su "sorpresa" por que, dos semanas antes del auto de procesamiento, Móner acordase una fianza de sólo 15 millones y hablase de un único delito (detención ilegal) mientras que luego le ha imputado además el de malversación y el de relación con "banda armada".

Asimismo, critica que el instructor diga que los indicios contra el ex ministro se han obtenido de las declaraciones de coprocesados, como Julián Sancristóbal, Francisco Álvarez, Ricardo García Damborenea y Miguel Planchuelo, cuando, en realidad, algunas de ellas proceden de las del ex policía José Amedo.

El catedrático Manuel Cobo del Rosal, abogado de Vera, reprocha, a su vez, que no haya en la causa ningún elemento que corrobore los testimonios de los coimputados y apunta que éstos se obtuvieron "muy probablemente para adquirir el status de colaborador con la Justicia y conseguir la libertad provisional".

Sobre la pertenencia "en funciones directivas" a una "banda armada", Jiménez recuerda que la Audiencia y el Supremo rechazaron la definición de "banda armada" en el caso Amedo porque los procesados no quisieron "destruir el orden democrático y su conducta no se encaminaba a un ataque a la integridad del territorio, ni a impedir el ejercicio de las libertades, ni a la sustitución en la forma de Gobierno y de Estado establecidas en la Constitución".

Mientras tanto, vecinos de Berja (Almería), el pueblo de Barrionuevo, darán el nombre del ex ministro a la fundación de apoyo a las víctimas del terrorismo que pretenden crear. El Ayuntamiento ya concedió a Barrionuevo el título de hijo predilecto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 29 de enero de 1996.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50