Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cubitos de hielo e indentificación digital

Según afirma el inventor Ibáñez de Alba, bastante antes de su despido de facto, "Valores Antillanos informó que mantenía contactos comerciales con el director general de la empresa Coca-Cola España, así como con las sociedades Kelme y Bequest (investigación y desarrollo). "Estoy seguro que ésa y otras patentes están siendo comercializadas por los denunciados, sustrayéndome, por tanto, tales invenciones. Esas invenciones me han llevado diez años de trabajo de investigación", dijo ayer a EL PAÍS.En lo que se refiere a Coca-Cola, se trata de negociar la venta de un sistema de generador de frío (una especie de cubito de hielo que enfría la bebida cuando se abre el bote); con Kelme, la llamada zapatilla inteligente; y con Bequest, el sistema de indentificación a través de huella digital. Los recientes anuncios en España sobre este último sistema, que eliminaría la necesidad de introducir tarjetas en los cajeros automáticos, ha levantado las sospechas de Ibáñez de Alba. Según afirma, Conde y sus socios le aseguraron que ésta y otras invenciones se patentarían fuera de España. Por ello, sospecha que es su propio invento el que se está ofreciendo previo camuflaje, en Australia.

Según Antonio Ibáñez de Alba, Mario Conde instrumentalizó un contrato "cuya finalidad no era más que un puro engaño, un puro empeño en acopiarse las patentes de invención, los informes técnicos de otros productos de los que se han adueñado al quedarse con los prototipos, informes y disquetes de ordenador". La denuncia acusa a los presuntos responsables de apropiación indebida, delito fiscal y laboral.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de enero de 1996