Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
REACCIONES AL 'CASO BOSMAN'

La Bundesliga pacta no alinear a más extranjeros

La Federación Alemana advierte que el acuerdo es voluntario y cualquier club puede romperlo sin ser sancionado

La Bundesliga pretende capear con un pacto de caballeros los efectos del llamado caso Bosman, al menos hasta el final de la presente temporada. En una asamblea convocada por la Federación Alemana de Fútbol (DFB), los presidentes de los 36 equipos de Primera y Segunda División se comprometieron ayer en Francfort a no alinear simultáneamente a más de tres jugadores extranjeros durante la segunda vuelta del campeonato, que comienza el próximo día 10.A pesar de las amenazas de diferentes equipos, fundamentalmente el FC Colonia que tiene en sus filas al austriaco Anton Polster y a los daneses Bjárne Goldbaek y Henrik Andersen y el -Bayer Leverkusen, de hacer jugar a todos sus extranjeros al mismo tiempo la decisión fue adoptadapor unanimidad. Sin embargo, la medida tiene carácter de voluntaria y la propia federación reconoce que en caso de incumplimiento por alguna entidad nadie podrá reclamar ante los tribunales. Los clubes profesionales alemanes son conscientes también de que el castillo de naipes construido podría caer por la reclamación de algún jugador al que le expire el contrato en los próximos meses.

El danés del Colonia Goldbaek anunció la pasada semana que recurriría a los tribunales si la Bundesliga no abría sus puertas a la libre circulación de jugadores comunitarios. Pero su presidente, Klaus Hartman, aseguró ayer que el Colonia respetará "absolutamente" el acuerdo alcanzado con el resto de los clubes.

El presidente del Comité de la federación encargado de los problemas de la Liga, Gerhard Mayer-Vorfelder, ha manifestado que la autolimitación de los clubes alemanes "es una cuestión de honor y no de derecho". Todos los equipos profesionales alemanes se han comprometido a hacer pública una declaración en la que se señala que tras el fallo del caso Bosman "seguirán alineando a los jugadores de países de la Unión Europea con los mismos criterios que al comienzo de la temporada". La nota de los clubes indica que la decisión se debe a "criterios deportivos".

Sistema de sanciones

La asamblea del fútbol profesional alemán no ha llegado a considerar un posible sistema de sanciones contra los equipos que incumplan el pacto antes del final de temporada. El presidente del Bayern de Múnich, Franz Bekenbauer, se ha mostrado escéptico sobre los posibles resultados del sistema de autolimitación voluntaria. "Que nadie olvide que ha sido un pacto de caballeros y ya veremos al final del campeonato si de verdad todos han respetado el acuerdo", aseguró Bekenbauer al tiempo que manifestó que la próxima temporada habrá que contar con una total libertad para alinear jugadores de la Unión Europea".La Federación Alemana de Fútbol ha creado una comisíón encabezada por el vicepresidente del Bayern, Fritz Scherer, para estudiar la aplicación de, la sentencia del caso Bosman a la Bundesliga. En ella se incluirán expertos en Derecho para interpretar e integrar los elementos del fallo, que afectan también al sistema de traspasos.

Los equipos alemanes están ahora preocupados por las consecuencias de, la decisión judicial sobre Bósman en las competiciones europeas, que previsiblemente serán analizadas por la UEFA en la reunión que celebrará en Birmingham (Reino Unido) el próximo 19 de febrero.

El presidente de la Federación Alemana de Fútbol, Egidius Braun, que ocupa una de las vi cepresidencias de la UEFA, ase guró que espera poder influir en las deliberaciones de la organiza ción europea para llegar a un acuerdo similar al de la Liga germana. Sin. embargo, los presidentes de los clubes alemanes ven poco factible que se pueda llegar a un acuerdo continental.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 8 de enero de 1996