Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dimite el primer ministro japonés y cede su cargo a un nacionalista conservador

Apenas año y medio ha resistido como primer ministro japonés Tomiichi Murayama. El primer jefe de Gobierno socialista que ha tenido Japón desde 1948 había accedido al cargo en Junio del año pasado. La coalición que gobierna en el país del Sol Naciente aceptó la dimisión que ayer presentó Murayama. El Parlamento celebrará el próximo 11 de enero una sesión extraordinaria, en la que será designado el actual ministro de Industria y Comercio Internacional, Ryutaro Hashínioto, calificado como un nacionalista conservador.

Campeón de kendo, una de las artes marciales japonesas, Hashimoto, de 58 años, ha demostrado sus cualidades como negociador y su firmeza en las discusiones comerciales con EE UU sobre las exportaciones de automóviles. Antes de asumir el cargo, el seguro candidato se apresuró a declarar ayer en una conferencia de prensa que han llegado los tiempos para que Japón "cambie de vida". El nuevo hombre fuerte del Partido Liberal Demócrata (PLD) está decidido a que el papel político en la escena internacional de la décima potencia económica mundial se incremente de forma notoria.Prácticamente en la cuerda floja desde su llegada al poder, Murayarna, de 71 años, logró sin embargo sorprender a la clase política y a la nación entera cuando anunció su decisión de dimitir. La renuncia, inmediatamente aceptada por la coaliciónde gobierno, será ratificada por el Parlamento en una sesión extraordinaria prevista para el 11 de enero próximo. Hashimoto accedió a la presidencia del PLI) en septiembre del año pasado.

La actual coalición de gobierno fue constituida en junio de 1994, con la aquiescencia del Partido Socialista, el ex mayoritario PLD y el partido Sakigake (Pionero), una pequeña formación de carácter centrista encabezada por el ministro de Hacienda, Masayoshi Takemura. Primer ministro minoritario, Procedente de un partido en franco declive, Murayama había accedido al poder por medio de un complicado juego de alianzas que permitió a los liberales regresar al poder después de ser desplazado en 19931 tras la escisión de una parte de sus miembros que puso fin a un control ininterrumpido del gobierno de 38 años. Este realineamiento político condujo a la formación de dos Gobiernos efímeros hasta la llegada de Murayama.

Durante su mandato, Murayama reafirmó las orientaciones pacifistas de Japón, sobre todo con motivo del cincuenta aniversario del bombardeo atómico de Hiroshima y Nagasaki por Estados Unidos. El primer socialista que llega a la jefatura de Gobierno en Japón implicó también, a su país en operaciones internacionales de mantenimiento de la paz y dio su respaldo a la política nuclear de carácter exclusivamente civil.

Sin embargo, la popularidad del Gobierno, encabezado por.. Tomiichi Murayama no ha deja do de mermar en los últimos meses, sacudido por una recesión' que se cuece desde hace casi cuatro años. La profundidad de la crisis ha puesto de manifiesto la fragilidad de las estructuras bancarias y financieras de un país que durante años. ha sido modelo de estabilidad para el. resto del mundo.

A pesar de su renuncia, Murayama estima que la coalición de gobierno está perfectamente asegurada con la llegada de Hashimoto. Lo que sí está, fuera de duda es que el nuevo primer ministro tendrá que poner a prueba toda su Firmeza y su talento para encarar la crisis que, sacude al gigante económico y financiero de Extremo Oriente.

Copy Right Le Monde/ EL PAÍS

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de enero de 1996

Más información

  • Hashimoto sucederá al socialista Murayama