_
_
_
_
_
Entrevista:

"El amor no esta de moda"

Amelia Castilla

La célebre frase de Oscar Wilde, en la que asegura que un capricho sólo se diferencia de una pasión eterna en que el capricho dura un poco más de tiempo, podría aplicarse a Los amores de cinco minutos, la colección de relatos de José Ortega Spottorno (Madrid, 1916) que acaba de publicar EL PAÍS-Aguilar. El autor de El área remota no pretende, con esta última obra, hacer teoría del amor: "Ahora no está de moda el amor, lo que se lleva es hablar del sexo, pero yo no busco el éxito; por eso he recurrido a un tema perdido".Los amores de cinco minutos son aquellos que surgen en un instante y que duran lo que tarda un sueño en evanescerse. Muchas veces ni siquiera se cruza una palabra con la persona amada, aunque en otras se llega a una relación sexual momentánea. Un concierto, una estación de tren y un viaje transoceánico son algunos de los escenarios elegidos por Ortega para estos encuentros fugaces. El autor reconoce que hay algo, "no todo", de autobiográfico en esta colección de relatos.El libro está dedicado a su padre el gran filósofo José Ortega y Gasset, que tuvo la ocurrencia del tema. Contiene seis cuentos suyos y tres de la escritora Carmen Ballesteros. "Quería que hubiera una mirada femenina explica Ortega. "Por eso incluí sus relatos, aunque también trataba de animarla, porque en ese momento ella se encontraba aquejada de la enfermedad que tinos meses después acabó con su vida".

Ortega, que llega a la entrevista con bufanda y gabardina, luce un elegante traje azul marino con chaleco de punto, camisa clara y corbata. Reconoce que actualmente vive una jubilación creativa al lado de su esposa, Simone Ortega, autora de 1.080 recetas de cocina, quien sigue experimentando nuevos guisos con la familia. "Cuando no se tiene nada que hacer, hay mucho que hacer", asegura sonriente. José Ortega, que ha dedicado una buena parte de su vida a las tareas de editor -reanudó la publicación de la Revista de Occidente y es presidente de honor de EL PAÍS- ha descubierto que es mucho más agradable escribir ahora que no tiene que rendir cuentas más que con el lector.

A Los amores de cinco minutos le precedieron El área remota, Relatos en espiral e Historia probable de los Spottorno. Renuncia para siempre a hacer teatro -"los dos momentos de mayor fruicción intelectual los pasé viendo dos obras en París"-, aunque ha tocado todos los demás géneros. No es excesivamente disciplinado a la hora de trabajar, y sus textos los escribe en una vieja máquina eléctrica, aunque reconoce que su nieto de 18 años le está dando un cursillo acelerado del uso del ordenador.

En la actualidad prepara el que dice será su penúltimo libro, La historia probable de los Ortega, en el que recoge la vida de su bisabuelo José Ortega Zapata, que fue juez en Cuba; su abuelo José Ortega Munilla, que dirigió El Imparcial, y su padre.

Para este ingeniero agrónomo que todo lo aprendió en los libros, la gran tragedia de este tiempo es la falta de librerías y que haya que comprar los libros en las grandes superficies, donde un volumen no se expone más allá de tres meses.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_