Una película del crecimiento de la supernova SN1993J

Hace unos 12 millones de años, una estrella enorme estalló, exhausta de combustible, en la galaxia M-81. En la explosión lanzó al espacio enormes cantidades de materia y liberó de repente la energía que habría emitido a lo largo de millones de años si hubiera seguido una vida tranquila de estrella quemando hidrógeno en reacciones nucleares. La luz de la supernova tardó 12 millones de años en recorrer la distancia que hay entre la M-81 y la Tierra, y en 1993, el astrónomo aficionado español Francisco García la descubrió en el cielo.Los científicos apuntaron inmediatamente hacia SN1993J sus telescopios. Uno de los grupos que se volcó en la explosión es el dirigido por Juan María Marcaide (Universidad de Valencia), y ahora ellos han presentado la primera película de una supernova en la que se aprecia a SN1993J en acción, su expansión durante 12 meses a partir de septiembre de 1993. Es una secuencia de imágenes elaborada con los datos obtenidos simultáneamente con radiotelescopios situados en EE UU y en Europa. Esta técnica, que combina los registros de las antenas, se denomina interferometría y proporciona una gran resolución.

Más información
Dos fotos terminan con Ias dudas acerca de la existencia de enanas marrones

El grupo dirigido por Marcaide, formado por 15 investigadores de cinco países, ha presentado la secuencia de un año de la supernova en la revista Science (1 de diciembre), mostrando que la expansión de esa explosión estelar es extremadarnente constante y de forma circular. Estos resultados, explican, "confirman como el modelo más plausible aquel en que la radiación se crea por un choque del gas de la supernova contra el material que rodeaba a la estrella progenitora y que ella misma había expulsado en su evolución anterior, como lo hacen todas las estrellas en la fase de sus vidas conocida como gigante roja".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS