Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carmen Maura, artesana del 'foie gras'

Eric Cantona participa en el último filme de la actriz española

Carmen Maura es en Francia una estrella desde que se estrenaron las películas que protagonizó bajo la dirección de Pedro Almodóvar. Luego Roger Planchon la convirtió en Ana de Austria en Louis, enfant roi, una superproducción que conoció una fortuna comercial relativa, y ahora Etienne Chatiliez la ha escogido para que sea la esposa olvidada de Michel Serrault en Le bonheur est dans le pré, una comedia cuyo mecanismo se pone en marcha gracias a una emisión televisiva del tipo Quién sabe dónde.

"La verdad es que había visto las dos películas anteriores de Etienne" explica Carmen Maura refiriéndose a La vida es un largo río tranquilo y Tatie Danielle las únicas hasta ahora realizadas por un cineasta que ya era famoso antes de rodar su primer largometraje gracias a espléndidos anuncios publicitarios cargados de humor. "No necesité leer el guión para decirle que sí. En su caso, todos los personajes, incluidos los que apenas tienen una frase, están bien dibujados. Luego, cuando supe que iba a ser la esposa que, busca el marido desaparecido a través de un programa de televisión y que iba a convertirme en una artesana del foiegras, consagrada a mi hija, mis conservas y mis patos, entonces me dije que mejor que mejor".En Le bonheur est dans le pré Michel Serrault encarna a un industrial cuya esposa -Sabine Azéma- e hija tienen delirios de grandeza que él no puede satisfacer por dos razones: porque fabrica, asientos para inodoros y porque su empresa malvive acosada por el fisco y las huelgas. Un día él y su familia ven su foto o la de alguien que se le parece mucho, pero con quince años menos, en la pequeña pantalla y a Carmen Maura que le reclama, dispuesta a perdonarlo todo. Él aceptará el juego, se transformará en otro, dejará los Alpes fríos y lluviosos por la soleada Provenza, acompañado de su mejor amigo, Eddy Mitchell. "Es verdad que la película da del Sur una imagen favorable, la de una vida más alegre, humana y equilibrada, incluso el paisaje es más acogedor", dice la actriz española.

Las dos hijas cinematográficas de Carmen Maura tienen como novios a dos hermanos célebres: Eric y Joël Cantona, uno futbolista polémico, agresivo y artista en el Manchester United, el otro defensa contundente en el Olímpico de Marsella. "Con Eric todo pudo resolverse gracias a la suspensión que le impuso el Comité de Competición británico", cuenta riéndose Etienne Chatiliez. "Durante el rodaje se sentía muy angustiado, no estaba seguro de resultar convincente. Como un guiño de complicidad optamos por convertir, el personaje en jugador de rugby y hacer que la gente del pueblo hablase de él como de un tipo incapaz de manifestar un gesto de mal humor. Eric se divirtió mucho cuando lo oyó".

El estreno de la película se ha hecho en un París paralizado por las huelgas y por una ola de frío. "Las dos semanas anteriores las he dedicado a recorrer el país, a conceder entrevistas, a asistir a proyecciones privadas, a acudir a programas de televisión. No sé si la película de Chatiliez se exhibirá en España pero sí que en Francia será un éxito. En todo caso, es una lástima que el cine europeo viaje mal, que sea tan difícil atravesar fronteras mientras las películas americanas las saltan sin ningún problema", constata con cierto pesimismo Carmen Maura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de diciembre de 1995