Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El albergue Aranjuez busca fondos para pagar as obras

El albergue de transeúntes San Vicente de Paúl ha iniciado una campaña de solidaridad entre los vecinos de Aranjuez (39.000 habitantes) para recaudar fondos que le permitan pagar las obras de rehabilitación que realizan por exigencia de la Comunidad de Madrid. Las reformas han obligado al cierre de este servicio durante más de cuatro meses, por lo que los transeúntes han tenido que dormir en la calle.La inspección de la Consejería de Bienestar Social obligó al director del centro, el sacerdote José Ramos Domingo, a que efectuase una serie de obras de acondicionamiento, entre ellas sacar la calefacción fuera, mantener una temperatura constante de 20 grados, doblar el número de servicios y duchas, ampliar la instalación eléctrica y separar varias habitaciones. El total de la obra ha supuesto siete millones de pesetas, de los que el centro sólo ha podido pagar la mitad.

La ayuda de los. ciudadanos que quieren hacer su donación económica se realizará a través de una cuenta en Cajamadrid, en el número 6000009794, a nombre del albergue. El Ayuntamiento ha aprobado hace unos días una colaboración de un millón de pesetas. El centro privado, a cargo de un religioso, funciona desde hace una década y ocupa unas instalaciones nuevas de hace seis años construidas por. la Comunidad de Madrid.

El albergue no ha podido abrirse durante los últimos cuatro meses, lo que ha obligado a transeúntes y vagabundos a tener que pernoctar en la calle. Esto ha propiciado algunos casos de agresiones, como el ocurrido hace una semana en el que siete encapuchados agredieron a tres personas que dormían bajo los arcos de la iglesia de San Antonio, en pleno casco antiguo. Una de las víctimas estaba embarazada.

El suceso produjo preocupación en la localidad al sumarse a, otro ocurrido dos semanas antes cuando unos jóvenes arrojaron un bloque de hormigón a un mendigo de 67 años que dormía en un paso subterráneo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 25 de noviembre de 1995