Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fuertes críticas de la OCDE a la política económica española

La economía española está creciendo entre dos y cinco puntos por debajo de su potencial a causa de los defectos de la política económica del Gobierno, que no ha realizado las reformas estructurales necesarias. Ésta es la conclusión principal del informe previo de la OCEE sobre España, publicado ayer por el diario Gaceta de los Negocios. El informe, según manifestó el Ministerio de Economía, es un documento interno de la OCDE, de carácter técnico previo a la visita de la delegación que representantes de este organismo realizarán a España la semana que viene para empezar a elaborar el informe definitivo. Tras las reuniones que mantendrán con altos cargos del ministerio, la OCDE presentará un documento al Gobierno para que haga sus alegaciones y, posteriormente, se publicará el informe definitivo de la OCDE sobre España.El documento dado a conocer ayer no es nada favorable al Gobierno. Califica de "decepcionante" la evolución de los precios y señala el alto déficit público. Afirma que es urgente reformar lo que denomina "generoso", sistema de pensiones y las prestaciones sanitarias, así como profundizar en la reforma del mercado de trabajo.

El ministro de Economía, Pedro Solbes, discrepó ayer en Bruselas. frontalmente del proyecto de informe de la OCDE. La calificación de. "decepcionante" para la evolución de los precios era, según el ministro, arriesgada pero posible" hace tres meses, pero ahora es imposible", dijo, a la luz de los últimos datos, informa Xavier Vidal-Foch desde Bruselas. En cambio, sí estuvo de acuerdo con los técnicos de la OCDE en que la puesta en práctica de todas las reformas estructurales pendientes del programa de convergencia auparían el ritmo del crecimiento de la economía española. Pero no cifró en cuanto.

Comercio exterior

El informe valora positivamente la evolución del comercio exterior por el incremento de las exportaciones, aunque recuerda el impacto favorable que en ello tuvo las devaluaciones de la peseta, y señala también el crecimiento de la demanda interna. Mantiene que aunque la inversión sufrirá "una modesta desaceleración", seguirá siendo el motor del crecimiento en los próximos años.

La OCDE advierte del riesgo de que "los trabajadores abandonen su moderación, a medida que se endurezcan las condiciones del mercado de trabajo, y vuelvan a sus pasados hábitos de explotar las rigideces del sistema, que permiten lograr grandes subidas salariales.

Con respecto al consumo, el documento señala que es de esperar que los hogares españoles sigan consumiendo menos de lo normal en una situación de recuperación, a causa de la "incertidumbre del empleo, los contratos temporales y la evolución de los tipos de interés y de la política fiscal".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de noviembre de 1995