El alcalde de Burgos, dispuesto a rebajarse su millonario sueldo

El alcalde de Burgos, Valentín Niño Aragón, del PP, manifestó ayer su disposición a recortarse el sueldo, fijado en más de 12 millones de pesetas anuales, y calificó de demagógica la polémica que se ha suscitado por las altas retribuciones de algunos cargos populares en Castilla y León.

El sueldo anual asignado al alcalde burgalés es de 12.784.880 pesetas brutas, repartidas en 16 pagas. Niño se mostró molesto con esta polémica y afirmó que está pensando reducir su asignación en unos dos millones. Según el alcalde, "ese sueldo me lo encontré en 1992", cuando sustituyó a José Mana Peña, tras ser éste condenado por el caso de la construcción, "y decidí congelarlo porque consideré que era más que suficiente".

El alcalde recordó su dedicación exclusiva al cargo y el hecho de que no perciba otros ingresos por dietas, vivienda o asistencia a consejos de administración. Según Niño, sus retribuciones líquidas al mes no pasan de las 500.000 pesetas, por lo que percibe un salario neto anual de unos siete millones al año, "un sueldo normal para un ejecutivo que está a dedicación completa y que tiene las responsabilidades de un alcalde".

El lunes, el presidente regional del PP, Juan José Lucas, justificó los ingresos de Niño, aunque matizó que era una situación "susceptible de revisión".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS