Escombros en el jardín

Un vertedero ilegal en el suelo reservado para la Casa de Campo del Este sobrevive un año a la orden de cierre

Pasan tantos camiones cada día que hubo, que poner un semáforo para evitar atascos en el estrecho paso bajo la M-40, a la altura de la avenida de la Estación (Hortaleza), que da acceso a una de, las, mayores escombreras ilegales de la ciudad. Tal es el trajín alrededor del vertedero de Las Cárcavas que alguien ha visto el negocio en la sed de los camioneros y ha instalado un chiringuito de refrescos.El anterior gerente de Urbanismo, Pedro Areitio, decretó la clausura de la escombrera ilegal (en el suelo que forma parte de la futura Casa de Campo del Este calificado como de protección ambiental) en noviembre de 1994, pero ayer los concejales socialistas y un grupo de periodistas pudieron comprobar que la orden municipal no ha servido para nada.

Y no es que el Ayuntamiento desconozca la frenética actividad de camiones, repletos de cascotes en la zona. Justo a la entrada del vertedero se encuentra la Planta de Tratamiento de Residuos In dustriales, que depende del área de Medio Ambiente. Ayer, dos policías municipales se esforzaban en apagar con un cubo de agua un fuego que se había originado en los escombros que bordean el camino de entrada al vertedero. El portavoz socialista, Juan Barranco, calificó la existencia del vertedero de "despropósito, escarnio y vergüenza para Madrid".

El actual gerente de Urbanismo, Luis Rodríguez Avial, dice que él no puede hacer nada para obligar a clausurar el vertedero. "Para impedir el paso a 1.000 camiones hay que llamar al Ejército", dice. Y asegura que, cómo le gusta "ayudar", ya se ha previsto en el Nuevo Plan General (cuya redacción. ha. dirigido durante cuatro años) la topografía del futuro parque de Valdebebas para que los vertidos se hagan adecuadamente. "El problema de los vertidos inorgánicos trasciende el ámbito municipal", dice.

Los camiones entran en el vertedero y dejan s u carga -que nadie controla- donde les parece.

A la salida paran junto a un re molque, donde un hombre les entrega un papel en el que se anota la matricula del camión y el precio del vertido: de 300 a 500 pesetas cada uno, depende del tamaño del vehículo. El pago se efectúa, en muchos casos, semanalmente con la empresa propietaria de los camiones. El grupo municipal socia lista calcula que entran en el ver tedero unos 1.000 camiones don escombros y que la empresa ex plotadora, Vertederos del Centro, ingresa unos 60'millones de pesetas al mes.

En esa empresa participa el ex comisario de Chamartín (del que depende el distrito de Hortaleza) y actual comisario de Retiro, José Luis Requena García, según consta en la inscrínción de la compañía en el Registro Mercantil de Madrid. Además, asociaciones vecinales de la zona han señalado que otros socios (le la empresa están vinculados al PP en el distrito de Hortaleza. Una de ellas, María Isabel Mínguez, ex presidenta de la Asociación (le Vecinos Virgen del Cortijo. En febrero, los tres grupos políticos en el Ayuntamiento acordaron en el pleno de Hortaleza instar al gerente de Urbanismo a clausurar la escombrera.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS