Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hormaechea se libra de la cárcel gracias a un indulto del Consejo de Ministros

Juan Hormaechea no irá a la cárcel. La condena de seis años que le impuso el Tribunal Superior de Justicia de Cantabria por malversación de fondos ha quedado de hecho en papel mojado. El Consejo de Ministros concedió el viernes pasado, el indulto total al ex presidente de Cantabria, que no pisará la prisión ni un solo día, salvo que vuelva a delinquir durante el periodo -seis años y un día- que abarca el indulto. La gracia excluye la condena de. inhabilitación especial, que mantendrá a Hormaechea alejado de la política 14 años.

Juan Hormaechea, de 56 años, casado y con dos hijos, se convirtió el 24 de octubre de 1994 en el primer presidente autonómico condenado por delitos cometidos en el ejercicio. de su cargo. El indulto, que le llega un año después de ser condenado, ha prosperado gracias a un informe favorable de la Secretaría de Estado de Justicia, a la que él se había dirigido.La sentencia, más dura de lo que Hormaechea esperaba, castigó con toda severidad la publicidad insultante remitida por el entonces presidente de Cantabria a diversos medios de comunicación, en la que descalificaba, con cargo a los fondos de la diputación regional, las actividades de sus adversarios políticos. El tribunal consideró los hechos como un ejemplo de "esa cultura que utiliza los bienes públicos en beneficio de intereses privados".

Hormaechea también fue condenado por la Sala de lo Penal del Tribunal Superior de Justicia por dos delitos de prevaricación. En total se le condenó a seis años y un día de prisión y a 14 años de inhabilitación absoluta para el desempeño de cargos públicos, lo que le excluyó de las últimas elecciones autonómicas. La sanción más dura impuesta en España a un político en activo.

Pese a la severidad del fallo, la propia sala ya sugería en la sentencia no un indulto total como el que se le ha concedido ahora, sino la reducción de la pena de pérdida de libertad a sólo un año de prisión menor, dada la escasa alarma social causada por el delito.

El ex presidente recurrió ante el Tribunal Supremo, pero éste ratificó el pasado 10 de julio la sentencia en los mismos términos. Aun así, el Tribunal Superior de Justicia de Cantabria no ejerció la potestad que tenía para ordenar ya el ingreso de Hormaechea en prisión. Optó por esperar a que se pronunciase el Gobierno.

Tras la decisión del Gobierno, notificada ya por telegrama, el, Tribunal Superior de Cantabria se dispone a suspender las medidas cautelares que pesaban sobre el condenado, entre ellas la retirada del pasaporte para evitar que realizase su anunciado viaje a Cuba.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de octubre de 1995

Más información

  • Se mantiene la inhabilitación política durante 14 años