Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fallece Juan Antonio Toledo, uno de los fundadores del Equipo Crónica

Un creador distanciado de las vicisitudes del mercado

El pintor Juan Antonio Toledo murió en la mañana de ayer en Valencia, la misma ciudad en la que había nacido hace 55 años. La muerte le sobrevino en un momento de plena creatividad y de trabajo, que se vio interrumpido el pasado viernes cuando tuvo que ser ingresado en una clínica valenciana al sufrir unacrisis en una enfermedad que padecía desde hacía tiempo.Toledo fue uno de los tres fundadores del Equipo Crónica, en 1964, dentro del movimiento de renovación plástica surgido en Valencia como alternativa al informalismo. También formó parte del grupo Estampa Popular. Junto a Rafael Solbes y Manuel Valdés, perteneció al equipo Crónica sólo durante dos años, ya que en 1966 lo abandonó para abrir un paréntesis de una década en su actividad pictórica. Este periodo de distanciamiento coincidió, precisamente con el desarrollo y maduración de la obra conjunta por parte de los otros dos componentes del Crónica, que mantuvieron su colaboración hasta que el grupo se disolvió en los años setenta por la muerte de Solbes.

Toledo regresó a la escena artística en 1976, retomando unas preocupaciones que habían caracterizado su producción en los primeros años, aunque. esta vez con ideas nuevas y con una visión más cotidiana pero no menos crónica de la cultura de masas. De hecho, la manipulación crítica de las imágenes procedentes de los medios de comunicación definió al Equipo Crónica en sus comienzos. También lo hizo el cuestionamiento de la individualidad del autor y la defensa de un trabajo colectivo en la elaboración de la obra, de arte. Toledo dejó el equipo, porque hizo crisis personalmente en ese segundo aspecto y se sumergió en un largo periodo de reflexión hasta volver a comparecer con una exposición en la galería Temps, de Valencia, en 1976, a la que siguieron otras muchas, tanto individuales como colectivas. La más reciente presencia pública de su obra se produjo en la exposición Cien años de pintura valenciana que se organizó en. las salas del Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) el año pasado.

Arte crítico

Los recursos a las técnicas y planteamientos del Pop Art, que en su breve etapa con el Equipo Crónica centraron sus preocupaciones, variaron con el tiempo a favor de una pintura más reposada y clásica, en la que poco a poco las imágenes muy identificables extraídas de los mass media, como la serie que dedicó a Marilyn Monroe, fueron dejando paso al uso de personajes anónimos.Toledo compaginó la pintura con otras actividades en campos, como el cine, la publicidad, los decorados o la serigrafía. Su obra tiene un lugar significativo en el realismo artístico español de los años sesenta, marcado por un fuerte compromiso crítico con la sociedad. El museo Reina Sofía de Madrid cuenta entre sus fondos con cuadros de este artista.

La muerte de Toledo sorprendió ayer a los, medios artísticos valencianos, respecto a los cuales el pintor mantuvo siempre una posición independiente y muy característica de un creador que buscó su voz propia más allá de las vicisitudes del mercado y de la moda.

Según informó ayer un portavoz de la familia, los restos mortales de Juan Antonio Toledo, que deja viuda, serán incinerados a las 13 horas de hoy en el crematorio del cementerio general de Valencia.

Con él desaparece un protagonista significativo de uno de los momentos más intensamente de la plástica española de la segunda mitad de siglo. Un momento cuyyas propuestas han servido de referencia a la producción artística de varias décadas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de octubre de 1995