El alcalde de Soto enmascara su sueldo en 14 'indemnizaciones' anuales

José Luis Sanz, alcalde de Soto del Real, del PP, cobra su sueldo municipal en forma de indemnizaciones. El regidor - que vive de su trabajo como gestor inmobiliario-, para no cometer incompatibilidades (la ley prohibe que se cobre un sueldo fijo como alcalde y además se realicen actividades profesionales remuneradas), ha encontrado una solución salomónica: cobrar indemnizaciones de unas 200.000 pesetas al mes.

El alcalde de Soto del Real (3.250 habitantes) recibió el año pasado 2.863.127 pesetas divididas en 14 indemnizaciones de 175.000 pesetas netas. En, esta cantidad se incluían dos indemnizaciones extras correspondientes a los meses de julio y diciembre, lo que las asemeja bastante a las tradicionales pagas de verano y Navidad.Curiosamente, las vacaciones de verano que José Luis Sanz se tomó en septiembre (15 días) no fueron tampoco óbice para que ese mes lo cobrase al completo de las arcas municipales.

El regidor cobra además sus correspondientes dietas en concepto de asistencias a comisiones y plenos.

Este año, su grupo municipal ha querido poner las remuneraciones del regidor al día. El pasado 7 de julio, con la oposición de los grupos del CDS, PSOE e IU, el pleno acordó actualizar las indemnizaciones de los ediles con relación al incremento del índice de precios al consumo: 190.000 pesetas netas para el alcalde (215.000 brutas), 95.000 para el concejal de Hacienda y 60.000 pesetas para el edil de Cultura.

Por asistencia a plenos, los ediles cobrarán 15.000 pesetas; por acudir a comisiones de gobierno, otras 10.000, y por acudir a reuniones o actos oficiales, 10.000 pesetas.

El concejal de IU, Francisco Molinero, comenta: "La situación es clara. Como Sanz no quiere cobrar un sueldo fijo para seguir trabajando en sus negocios, las enmascara bajo el concepto de indemnizaciones por meses. Se lleva un importante sueldo sin pagar correspondiente Seguridad Social. Esto puede ser un fraude. Además, es la primera vez que oigo hablar de indemnizaciones con pagas extras".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Molinero continúa: "Es decir, Sanz no tiene dedicación exclusiva, por lo que va al Ayuntamiento cuando sus negocios se lo permiten o cuando le da la gana. Por si faltara algo, cada vez que asiste a un pleno o preside una comisión de gobierno, y no se pierde una, recibe más dinero. Esto no es serio", afirma.

Salir barato

José Luis Sanz da una versión diferente: "En primer lugar, el cobro de estas indeumizaciones es legal. El secretario así lo certificó en el pleno. Además, tengo derecho a que me indemnicen por el desempeño de mi cargo. De algo tengo que vivir. No considero que cobre demasiado. Si tuviera dedicación exclusiva tendría que pedir cuatrocientas o quinientas mil pesetas, y este pueblo no se lo puede permitir. Es decir, le salgo barato al Ayuntamiento".Y añade: "Además, la mayoría de los alcaldes hacen lo mismo, e, incluso, cobran bastante más. Lo sé bien".

Sobre la firma

Vicente González Olaya

Redactor de EL PAÍS especializado en Arqueología, Patrimonio Cultural e Historia. Ha desarrollado su carrera profesional en Antena 3, RNE, Cadena SER, Onda Madrid y EL PAÍS. Es licenciado en Periodismo por la Universidad CEU-San Pablo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS