Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

RTVE prevé mas pérdidas en 1996 si se prorroga el presupuesto

La incertidumbre que afecta a los Presupuestos del Estado se vive en RTVE de modo particularmente acusado. En caso de que las condiciones políticas obliguen a repetir los presupuestos de este ejercicio para 1996, RTVE recibirá 116.000 millones de pesetas de dinero público, en vez de los 168.000 millones que el director general, Jordi García Candau, había propuesto para el próximo año en el marco del llamado "plan estratégico".

El problema no es sólo la diferencia de dinero, sino la distinta aplicación que debe darse a los fondos estatales. El mecanismo ideado por la dirección del Ente consistía en dedicar 61.000 millones del dinero público a asumir deuda pendiente, y aplicar el resto (106.700 millones) al presupuesto de funcionamiento, con el objetivo de reducir a cero las pérdidas del próximo año.

A estas alturas, ese proyecto es prácticamente imposible. La repetición del último presupuesto durante 1996 haría que el Estado dedicara más dinero a asumir parte de la deuda pendiente (90.000 millones), que a subvencionar los gastos del año (sólo 26.000 millones). Con lo cual es muy probable que RTVE vuelva a sufrir pérdidas importantes en el próximo ejercicio. El Ente prevé para este año unas pérdidas de 90.000 millones (10.000 millones menos que en 1994).

Difícil escenario

Este escenario tan difícil, desde el punto de vista económico, sólo podría evitarse si los gastos de las empresas que dependen de RTVE fueran reducidos drásticamente. El PP hace mucho hincapié en ello. Uno de sus consejeros, Eugenio Nasarre afirma que la repetición del presupuesto obligaría a realizar un "severo" ajuste de gastos, en función de los menores ingresos disponibles. También opina que, en cualquier caso, supondría la postergación hasta 1997 del plan estratégico y, por tanto, de la remodelación de la radiotelevisión estatal.La dirección de RTVE por su parte, entiende que la prórroga del presupuesto de este año "no supondría una hecatombe", según un portavoz de la misma, que sí coincide con el consejero popular en que será necesaria "una gestión más ajustada". Según este portavoz, se mantendría el actual esquema de financiación: ingresos provenientes de espacios publicitarios y ventas de programas, por una parte; y autorización del Estado para endeudarse y posterior asunción de esa deuda, por otra.

En la última reunión del consejo de administración de RTVE, García Candau dijo a los consejeros que mantiene negociaciones con el ministerio de Hacienda y "con Moncloa" para acordar el presupuesto que debe ser enviado a las Cortes antes de finales de mes. Unas conversaciones que continúan abiertas, según fuentes de RTVE. Dentro de diez días está convocado de nuevo el consejo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de septiembre de 1995