Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Asad acusa a Israel de no cumplir el acuerdo militar sobre el Golán

El presidente de Siria, Hafez el Asad, acusó ayer a Israel de haberse desdicho de los arreglos de seguridad que habían alcanzado ambos países sobre el Golán, el principal escollo para normalizar relaciones entre Damasco y Tel Aviv. Asad formuló esta denuncia contra Israel tras recibir, por primera vez, al jefe del Gobierno español, Felipe González, que le visitó en su calidad de presidente de la Unión Europea (UE).

La conversación de González con Asad debió de ser fructífera porque duró 90 minutos más de lo previsto por el protocolo. "Recibe pocos visitantes extranjeros y aprovecha para hablar largo y tendido", comentó un diplomático. El jefe de Estado sirio se reunió con su huésped en el mastodóntico Palacio del Pueblo rodeado de unas medidas de seguridad tan aparatosas como minuciosas. Sólo son comparables a las que están en vigor en otra capital árabe: Bagdad."Cuando se llega a un acuerdo es lógico que todas las partes se atengan a lo acordado", declaró Asad. Damasco asegura que en mayo israelíes y sirios se pusieron de acuerdo para desmantelar en el Golán el sistema de alerta terrestre israelí y sustituirlo por una costosa vigilancia electrónica aérea. Tal medida suprimía cualquier presencia militar israelí en la meseta estratégica que separa los dos países.

Por razones aún no aclaradas, el Estado israelí ha dado marcha a atrás, según denuncia Damasco. Para obligar a Israel a acatar lo aceptado, Asad instó a Estados Unidos a jugar un papel más activo. "Hay que dar, la oportunidad al mediador (norteamericano) de desempeñar su acción plenamente". "Hay que dar libertad al mediador".

Horas antes en Ammán, el presidente del Gobierno había comparecido también ante la prensa pero con el rey Hussein de Jordania. Es probable que, como ante sus demás huespedes extranjeros, el monarca haya vaticinado que el líder iraqui Sadam Hussein tiene los días contados tras la deserción de su yerno en agosto, Kamal Hussein Karnal, que ha supuesto un golpe mortal para su régimen.

En público, el rey fue, sin embargo, mucho más cauto. Explicó que seguirá "trabajando para aliviar los sufrimientos del pueblo iraquí" suministrándole ayuda humanitaria y que mantendrá la frontera abierta con Irak evitando así asfixiar a su vecino cuyos demás confines están practicamente cerrados.

En la vertiente política, añadió, "los iraquíes tienen también derecho a vivir en libertad, ( ... ) en el respeto del pluralismo, de la democracia y de los derechos humanos", pero no aclaró qué pasos pensaba dar para fomentar esa transición en Irak.

A lo largo de toda esta gira del presidente de la UE, González ha explicado a sus interlocutores los objetivos de la Conferencia Euromediterránea de Barcelona que se celebrará en octubre. Los árabes desean aprovechar el foro para alcanzar un compromiso con fechas sobre la desnuclearización de Oriente Próximo a lo que se niega Israel que posee el arma atómica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 13 de septiembre de 1995

Más información

  • González se reúne con el presidente sirio