LA INVESTIGACIÓN DE LOS GAL

Asunto: acciones en Francia

El documento conocido como acta fundacional de los GAL, atribuido al Cesid y en cuya elaboración participó presuntamente el coronel Perote, reza literalmente:1. Planteamiento general

Toda decisión en torno a la realización de acciones en Francia, dentro de la lucha contra ETA, debe estar precedida de una valoración serena de sus propias consecuencias, a fin de sopesar exhaustivamente las ventajas a obtener en relación a los riesgos a correr.

El riesgo habrá de valorarse respecto a las acciones previsibles en el Gobierno francés, en el pueblo vasco y en ETA, y a la influencia que las acciones pueden tener en la situación actual.

De todas formas, sólo quien está conduciendo la lucha contra el terrorismo en su conjunto podrá decidir emprender o no este tipo de acciones, pero siempre con el convencimiento de que está pisando un terreno muy resbaladizo y con la conciencia clara de que con ellas se pretende alcanzar una determinada finalidad que es esencial y no alcanzable por ningún otro procedimiento.

2. Finalidades

El aparente contrasentido que supone las limitaciones con las que se ha de hacer frente a un grupo terrorista, como ETA, que actúa sin restricción alguna, confundido entre la sociedad o protegido por una frontera y utilizando en su provecho las mismas leyes que dificultan su enfrentamiento, induce frecuentemente a sopesar la posibilidad de emplear en la lucha formas de acción no sujetas a las limitaciones legales. De entre ellas, las más útiles aparentemente son las acciones armadas.

Sin embargo, este tipo de actuaciones no deberían ser concebidas jamás como reacciones viscerales en determinados momentos, sino como fruto de un severo análisis que ha llevado a la conclusión de que son necesarias y útiles.

2.1. Represalia

- Es una de las finalidades más fácilmente alcanzables, pues podrá dirigirse hacia objetivos menos sensibilizados, e incluso familiares o bienes materiales a un lado u otro de la frontera.

- Necesita una información relativamente asequible, que en buena parte ya se posee.

- Encierra las siguientes dificultades:

- Tras el primer atentado será sumamente difícil dar continuidad a las represalias, por las medidas de seguridad y vigilancia que tomarán ETA y el Gobierno francés.

- Desataría una inmediata campaña de rechazo por parte de los medios informativos y determinados sectores del pueblo vasco, que no aprobarían nunca una política abierta de la ley del talión.

- Exigirían al Gobierno que interviniese para frenar la actuación de "vengadores patriotas".

- Podría llevar a un recrudecimiento peligroso de las acciones terroristas.

- En parte ya se ha intentado, y no se llegó a resultados positivos.

- En general, aparece como una hipótesis burda poco imaginativa y de más que dudosos resultados.

2.2 Eliminación

- Esta finalidad proporcionaría, al menos a corto plazo, muy buenos resultados ya que el descabezamiento simultáneo de los órganos de dirección supondría un serio quebranto para la continuidad de su estrategia.

- La necesaria simultaneidad de las acciones hará imposible disponer de una infraestructura operativa de mucha envergadura, que permitiera inicialmente el control de los líderes más importantes y posteriormente la recuperación de los participantes.- Dificultad de compartimentación por el excesivo número de personas a intervenir.

- El efecto sorpresa evitaría polémica durante el desarrollo de la acción, pero nadie creería que algo tan complejo pueda estar al alcance de "incontrolados" por lo que es de esperar:

- Acusaciones al Gobierno (debate parlamentario).

. Reacción diplomática ftancesa.

- Certeza de ser una acción ejecutada por servicios secretos y órgano oficial.

-El empleo de mercenarios que dispusieran de la infraestructura necesaria sería el medio más adecuado para el. empleo de esta finalidad.

2.3 Inseguridad en la zona

- La valoración es semejante a la efectuada en el caso de las represalias, con la diferencia de que se actuaría exclusivamente en suelo francés.- Lleva consigo el problema de la continuidad de las acciones, ya que el ambiente hostil haría cada vez más difícil la clandestinidad.

- Es preciso contar con una intervención del Gobierno francés a nivel diplomático y policial.

- Una actividad sistemática de hostigamiento haría evidente la existencia de servicios secretos empeñados en una guerra sucia amparada por el Estado.

- El acoso continuado podría llevar a la organización a una acción a la desesperada, a la vez que su lucha ganaría justificación y adeptos sobre. todo en el País Vasco.

- Permite la actuación sobre una gran variedad de objetivos, pero, no siendo de carácter vital, resultaría difícil obtener buenos resultados a largo plazo.

2.4 Enf rentamientos internos

-Esta finalidad trata de evitar los inconvenientes de las restantes a base de encubrir las acciones propias como resultado de las contradicciones y enfrentamientos existentes entre las diversas facciones y planteamientos existentes en el seno de la organización (milikis, polí-milis, arrepentidos, autónomos, etcétera).

- Precisa una información muy de detalle y con la suficiente profundidad como para estar al corriente en cada momento de las tensiones, camarillas e incluso amenazas que pudieran cruzarse.

- Exige un minucioso estudio de las posibles reacciones que cada acción nuestra pueda originar, para tener confeccionado un cuadro de misiones que se aproxime tanto como se pueda a sus respuestas más lógicas.

- Podrían combinarse acciones a un lado y otro de la frontera enmascarando el verdadero origen.

- Es fundamental que estas aciones aparezcan como ajustes de cuentas o represalias internas a fin de que el tratamiento informativo deje siempre en la duda la real autoría de los hechos.

- El punto anterior podría facilitarse con una inteligente intoxicación informativa destacando diferencias internas y rencillas.

3. Consideraciones finales

-Es preciso que las diferentes finalidades qué se estudien tengan suficiente proyección en el tiempo para evitar soluciones de "parcheo", que al final no solucionan nada.

- Lo ideal sería combinar objetivos físicos y a la vez lograr la descalificación política para poder atacar en su raíz el respaldo popular con que cuenta la lucha armada. Si el problema que le vamos a crear es el de la sustitución de líderes, no se acabará, nunca, y, por otro lado, la guerra abierta creará un efecto contraproducente de justificación ante los indecisos.

- Hay que descartar acciones de fuerza con carácter sucesivo en Francia.

- Las acciones muy complejas darían a entender claramente la existencia de una actuación oficial detrás de ellas.

- Es preciso contar con una información previa actual y de calidad. Por parte de quien se designe hay que elaborar un catálogo de objetivos.

- En cualquier circunstancia, se considera que la forma de acción más aconsejable es la desaparición por secuestro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 07 de septiembre de 1995.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50