Largas colas en EE UU por lograr Windows 95 y una pizza gratis

Microsoft ganará hasta 180.000 millones

En Nueva York, el Empire State Building se iluminó con los colores de Microsoft. En Londres, The Times se regaló, cortesía de Bill Gates. En Toronto, una pancarta de 90 metros se descolgó de la torre CN con el logotipo de Windows 95. El lanzamiento del sistema operativo para ordenadores más esperado de la historia de la informática convocó a miles de compradores a las puertas de los almacenes para adquirir el producto a las doce, y un minuto de la madrugada del jueves. Al día siguiente seguiría a la venta, pero un poco más caro y sin cupón de regalo para una pizza gratis. La cosa funcionó. Al 24 de agosto lo llaman ya el Día de Bill Gates.La noche anterior, el presidente de Microsoft, que además posee la mayor fortuna del planeta, había hecho gala de sus ya populares escasas dotes de comunicación en una entrevista televisada en directo con Larry King en la CNN. Pero Windows 95 estaba vendido de antemano.

Según los analistas, la campaña de 200 millones de dólares (25.000 millones de pesetas) que Microsoft empleó en lanzar este programa le reportará unos beneficios de entre 700 y 1.400 millones de dólares (casi 180.000 millones de pesetas). De ser así, Windows 95 se convertiría en el lanzamiento de mayor éxito en la historia del software. Dataquest Inc., que analiza este mercado, prevé que en lo que queda de año se habrán vendido 30 millones de copias del programa. [En España, el propio Bill Gates presentará el producto el 5 de septiembre, fecha en la que se pondrá a la venta el programa].

En CompUSA, una tienda de programas y ordenadores en Manhattan, se formó en la noche del miércoles al jueves una cola de 900 personas que querían ser los primeros en instalar Windows 95 en sus máquinas. La misma escena se repetía en otras capitales de EE UU y de todo el mundo mientras los expertos siguen recomendando que se deje pasar la histeria colectiva y el mercado se asiente en torno a un producto que requiere una renovación importante del parque de ordenadores.

Además, se ha señalado el peligro para las finanzas de Microsoft derivado de la piratería, sobre todo fuera de EE UU. Se estima que por Europa circulan ya miles de copias ilegales de versiones preliminares de Windows 95. Un grupo de analistas dice que el fenómeno provocó unas pérdidas globales de 15.000 millones de dólares el año pasado. Otro jarro de agua fría fue la declaración de ayer de la Fiscal General Janet Reno sobre la investigación que se sigue realizando sobre la denuncia presentada contra Microsoft por supuesta violación de la legislación. anti-trust. Las acciones se han resentido.[Apple Computer e IBM, las dos rivales de Microsoft, insistieron ayer en tener programas en el mercado con similares características a Windows 95. Este nuevo programa es criticado porque requiere ordenadores más potentes -con ocho megabites de memoria RAM-].

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 24 de agosto de 1995.

Lo más visto en...

Top 50