Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere a los 83 años en Fuengirola el ex ministro franquista José Antonio Girón de Velasco

El ex ministro franquista José Antonio Girón de Velasco murió a las cinco de la madrugada de ayer en su domicilio de Fuengirola (Málaga), donde será enterrado hoy, a los 83 años, a consecuencia de una embolia pulmonar. Girón, acérrimo defensor del falangismo y de la dictadura franquista, fue ministro de Trabajo de Franco durante 17 años. Participó en las negociaciones sobre el asociacionismo político realizadas durante el régimen franquista y se opuso fuertemente a la Ley de Reforma Política, que permitió la transformación del franquismo en una democracia parlamentaria.

El que fuera conocido como el león de Fuengirola, José Antonio Girón de Velasco, nació en Herrera de Pisuerga (Palencia) el 28 de agosto de 1911. Tras estudiar Derecho, comenzó su actividad política en 1931 en las Juntas Castellanas de Actuación Hispánica, fundadas por Onésimo Redondo, de donde pasó a las Juntas Ofensivas Nacional-Sindicalistas (JONS).Al estallar la Guerra Civil fue uno de los primeros en combatir a las tropas de la República y Manuel Hedilla, jefe nacional falangista, le nombré Jefe Territorial de Castilla dónde permaneció hasta la victoria franquista.

Fue el ministro más joven de Franco, pues a los 29 años fue nombrado ministro de Trabajo, cargo que ocupó durante 17 años. Creó las universidades populares y el Instituto de Medicina e Higiene y Seguridad del Trabajo.

Cargos franquistas

Girón ostentó todo tipo de cargos durante la dictadura: fue consejero Nacional del Movimiento por designación personal de Francisco Franco, miembro de la Junta Pontificia, procurador en Cortes en todas las legislaturas, consejero del Reino y presidente de la Confederación Nacional de Hermandades y Asociaciones de Combatientes.También fue presidente del consejo de administración del diario del Movimiento Arriba y poseía, entre otras condecoraciones, la Orden Militar del Yugo y las Flechas y el Gran Collar de la Orden de Cisneros.

Girón estaba casado con Josefa Larrucea y Samaniego, tenían cuatro hijos, y vivía desde hace más de 20 años retirado en Fuengirola (Málaga) donde se dedicaba a negocios inmobiliarios. Hace 20 días fue intervenido quirúrgicamente para implantarle un marcapasos. Y a las cinco de la madrugada de ayer le sobrevino una embolia pulmonar que acabó con su vida en el acto.

Paralítico a consecuencia de un accidente de tráfico, Girón preparaba sus memorias, ayudado de una nuera, en su casa situada en primera línea de playa de Fuengirola.

El antiguo presidente de la Confederación Nacional de Combatientes rehusaba últimamente hablar de política y echaba en falta la visita de gente que le diera conversación.

"Favores"

La alcaldesa de Fuengirola, Esperanza Oña, del Partido Popular (PP), destacó ayer el carácter "progresista" del fallecido, en declaraciones a la Cadena SER, que, tras las presiones de su grupo, luego dijo no haberlas hecho como alcaldesa. "Al margen de ideologías y del régimen político al que pertenecía, realmente hizo muchísimos favores a nuestra alcaldía", dijo Oña.

Según la alcaldesa popular "Girón consiguió socialmente grandes avances aunque habrá personas que no querrán reconocerlo porque le vayan a tildar de no sé qué". Los portavoces de los grupos políticos de Fuengirola, acordaron no realizar ninguna declaración institucional y limitarse al envío de un telegrama de condolencia.

El ex ministro secretario general del Movimiento, José Utrera Molina, indicó ayer que "pasado el tiempo, se podrá valorar el alcance y profundidad de la revolución social que impulso" el ex ministro franquista del Trabajo. "El régimen nacido el 18 de julio, no se entendería sin Girón", aseguró.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de agosto de 1995

Más información

  • El ex presidente de la Confederación de Combatientes será enterrado hoy