Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Francia supera a EE UU como gran vendedor de armas al Tercer Mundo

Francia ha superado a Estados Unidos como principal suministrador de armas a los países en desarrollo durante el último año, lo que probablemente marca el final del absoluto dominio estadounidense en un mercado que mueve anualmente 25.000 millones de dólares (unos tres billones de pesetas), según un estudio del Servicio de Investigación del Congreso hecho público esta semana en Washington.Las ventas de EE UU a los países del Tercer Mundo cayeron en 1994 a su nivel más bajo en ocho años: 6.100 millones de dólares (alrededor de 730.000 millones de pesetas), frente a los 15.400 millones de dólares (1,8 billones de pesetas) de 1993. Mientras, las ventas de Francia dieron un importante salto desde los 3.800 millones de dólares (450.000 millones de pesetas) de 1993 a los 11.400 millones de dólares (1,3 billones de pesetas) de 1994. Los impresionantes resultados franceses se basaron, según el estudio, en que en 1994 Francia vendió aviones Mig 2000-5 a Qatar, fragatas de la clase Fayette a Arabia Saudí y submarinos Agosta-90 a Pakistán, mientras que para Estados Unidos el único gran contrato del año fue la venta de 25 aviones de combate F-15 a Israel.

Más del 70% de la venta de armas a los países en desarrollo se concentró en Oriente Próximo y Asia. Arabia Saudí, pese a sus problemas financieros, encabezó la lista de compradores con unas adquisiciones por valor de 9.500 millones de dólares (1,1 billones depesetas). China, en un distante segundo lugar, se gastó 2.500 millones de dólares (300.000 millones de pesetas), 100 millones de dólares más que Israel.

Competencia creciente

Para Richard Grimmett, el analista que prepara este informe desde 1990, Estados Unidos se ha estabilizado, sobre todo tras su espectacular éxito en la guerra del Golfo, como el principal vendedor mundial de armas. Según él, Francia, el Reino Unido y Rusia representan una segunda división, pero, en lo referente al Tercer Mundo, dice Grimmett, dónde se ha intensificado la competencia, "la tendencia es que los [mayores] vendedores se alternen pasando de una división a otra".Lora Lumpe, de la Federación de Científicos Americanos, organización que aboga por una restricción de la venia de armas al Tercer Mundo, saca una conclusión crítica: "La lección es que, debido a la incapacidad de EE UU para encabezar restricciones multilaterales en la venta de armas, otros países, como Francia y el Reino Unido, han logrado vender mucho más".

Para Caleb Rossiter, director, del Proyecto de Desmilitarización y Democracia, los datos no, son tan preocupantes como algunos pretenden resaltar. "Los franceses están cogiendo a los norteamericanos en un año en el que las empresas estadounidenses se han tomado un respiro", dice Rossinter, para quien los datos no son significativos y hay que esperar otro año para poder deducir la tendencia exacta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de agosto de 1995