Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Garzón inculpa a González ante el Supremo como fundador y dirigente de los GAL

El juez Baltasar Garzón informó ayer al Tribunal Supremo que ha encontrado en su investigación del caso GAL indicios de que el presidente del Gobierno, Felipe González, incurrió en los delitos de pertenencia a la banda armada u organización terrorista GAL, en grado de fundador y dirigente, y de malversación de caudales públicos. El instructor remitió al alto tribunal un escrito en el que implica también en las actividades de los GAL a Narcís Serra y José Barrionuevo, ex ministros de Defensa e Interior, respectivamente, y a Txiki Benegas, ex secretario general y ahora presidente del PSE-PSOE. Todos ellos están aforados por su condición de diputados y, por tanto, el Supremo es la instancia judicial competente para decidir si deben ser procesados o no.

El Gobierno manifestó ayer que confía plenamente en que el Supremo demostrará la inocencia de los imputados, y el PSOE puso de relieve que sólo el juez Garzón ha creído a Ricardo García Damborenea, en cuyo testimonio fundamenta las imputaciones contra González.Garzón imputa a Serra y Benegas un delito de pertenencia a banda armada en grado de dirección, mientras que a Barrionuevo le acusa de dirección de banda terrorista, secuestro de Segundo Marey, proposición para el asesinato y malversación de caudales públicos.

Horas antes de que Garzón remitiera su informe de 40 folios al Supremo, Ricardo García Damborenea acudió a declarar ante el juez. El magistrado le pidió la entrega de los documentos de que disponga para avalar su versión sobre la fundación y estrategia operativa de los GAL. Damborenea insinuó que la puesta en libertad de Julián Sancristóbal fáciltaría esa entrega. El juez levantó ayer el secreto del sumario. En él, Francisco Álvarez confiesa que los GAL prepararon un atentado en Francia tras el secuestro de Marey.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de julio de 1995

Más información

  • El juez ve indicios de delito en la actuación del jefe del Gobierno, Serra, Barrionuevo y Benegas