Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Toledo beberá del mismo embalse que suministra a Madrid

Los habitantes de Toledo recibirán agua del mismo embalse estratégico que el Canal de Isabel II reserva para el consumo de sus cinco mirones de clientes. Para- compensar el descenso del caudal del Tajo a su paso por Aranjuez y Toledo, el Ministerio de Obras Públicas diseña un tercer trasvase desde Picadas/San Juan. Este trasvase tiene un coste de 3.500 millones de pesetas, según el ministro José Borrell, y pretende paliar las deficiencias del abastecimiento de Toledo, cuyos embalses están casi vacíos.

.Toledo se quedó sin agua en 1982. Ese año los pantanos Guajaraz y Torcón, construidos durante la guerra civil para el abastecimiento de la capital de Castilla-La Mancha, se secaron. Muchos se acordaron entonces del artilugio ideado por el italiano Juanelo Turriano para bombear agua desde el Tajo por un procedimiento totalmente mecánico, sin el auxilio de la electricidad, que no existía cuando lo puso en práctica. El artilugio desapareció, aunque el artesano Luis Peces Ventas ha: invertido 14 años en reconstruirlo en una maqueta.

El agua del Tajo a su paso por la ciudad tampoco está en condiciones para beberse. Des de que los embalses del Torcón y Guajaraz se quedaron a cero, se habilitó una conducción desde el canal de las Aves, una canalización destinada al riego de la margen izquierda del Tajo que tiene su toma en la presa del Embocador y cruza Aranjuez a través de su trama urbana. El canal es tan vetusto que pierde 10 hectómetros cúbicos al año por las fugas laterales y subterráneas.

El Congreso de los Diputados convalidó en el pleno extraordinario del pasado jueves un decreto que cancela la toma del Embocado y la sitúa aguas abajo de Aranjuez, poco antes de la confluencia del Tajo con el Jarama. Con esta medida desaparece el canal del casco urbano del real sitio y se recuperan los 10 hectómetros que se perdían.

En la misma sesión. parlamentaria se aprobó la tramitación urgente, como proyecto de ley, para poder reducir a la mitad el caudal mínimo del Tajo por Aranjuez. Según la ley que regula la explotación del acueducto Tajo-Segura, este caudal mínimo de seis metros cúbicos por segundo es una cautela arrancada por los toledanos para que el trasvase Tajo-Segura nunca les dejara sin agua.

La catastrófica sequía que asola el centro y sur de la Península ha mermado drásticamente las reservas del Tajo en los embalses de su cabecera, Entrepeñas y Buendía, Desde ellos se efectúa la toma del acueducto que suministra agua para los abastecimientos de dos millones de personas en el sureste y regadíos de la misma zona. El 25 de julio las reservas estos embalses alcanzaban 248 hectómetros cúbicos, (el 10% de su capacidad).

Tanto el cambio de toma del canal de las Aves como la reducción del caudal del Tajo en Aranjuez persiguen preservar al máximo estas escasas reservas. Pero los usuarios del Tajo, entre ellos la capital toledana, ven mermadas de esta manera sus fuentes de abastecimiento.

Para compensarles, el Ministerio de Obras Públicas y la propia. Confederación del Tajo han rehabilitado una toma directa de 500 metros cúbicos por segundo desde el canal de las Aves, construida en 1993. El ministro José Borrell pidió al Congreso su apoyo para que se habilite un crédito extraordinario, de 3.500 millones de pesetas dirigido a complementar la calidad de los abastecimientos de Toledo. Con este dinero se pretende costear un tercer trasvase desde Picadas, donde el Canal de Isabel II efectúa dos trasvases para Madrid. Picadas es un embalse regulador del de San Juan, con 84 hectómetros cúbicos (60% de su capacidad) almacenados. Para el Canal de Isabel II, ambos constituyen una reserva estratégica para el suministro de Madrid.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de julio de 1995

Más información

  • El trasvase desde el pantano de Picadas costará 3.500 millones