Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una polémica encendida

Los rescoldos del incendio que entre el lunes y el martes asoló los montes de Miraflores, Bustarviejo y Canencia parecen no apagarse todavía. El alcalde de Miraflores (3.150 habitantes), José Miguel Lorente, del PP, ha enviado una carta a la Comunidad protestando por la supuesta falta de medios que sufrieron los bomberos que intentaron sofocar el fuego. Según Europa Press, el hidroavión de ICONA que tenía que haber cubierto el incendio se, encontraba en Tenerife de servicio.Este incendio tuvo también su respuesta por parte de las autoridades de Bustarviejo (1.300 habitantes). En una nota informativa, se indica que en las cinco horas de extinción, "favorecidas por una tormenta", se quemaron 250 hectáreas de monte municipal. Este siniestro fue sofocado por completo ayer.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de julio de 1995