Ha muerto El Estudiante

Luis Gómez Calleja, El Estudiante (Alcalá de Henares, 191l), famoso matador de toros que estuvo en activo en las décadas de los años treinta y cuarenta, murió anoche en Madrid, a los 84 años de edad, como consecuencia de un paro cardiaco.

El Estudiante sufrió una angina de pecho a principios del pasado mes de febrero, y aunque superó la gravedad de la dolencia, ya no volvió a recuperarse. últimamente había empeorado su estado de salud, lo que no le impidió seguir puntualmente el desarrollo de la actividad taurina, que fue la pasión de su vida. Precisamente en la tarde de ayer estuvo viendo por televisión la corrida de toros a plaza partida que se celebró en El Puerto de Santa María (Cádiz). Empeoró al entrar la noche, y falleció en su domicilio a las 22.50. El entierro tendrá lugar mañana en el cementerio de Alcalá de Henares, donde había nacido el torero.Desde principios de la década de los años 30 hasta que se cortó la coleta en 1947 ocupó siempre los primeros puestos de la torería. Ya retirado, compró una finca, se dedicó a las actividades agrícolas y mantuvo íntima amistad con el maestro Domingo Ortega, con quien compartió faenas camperas en las ganaderías de este diestro y participó en numerosas tertulias y jurados taurinos. Casado con Mariví Bello, tuvo tres hijos: Mariví, Yolanda y Luis.

Hijo de una familia acomodada, Luis, Gómez Calleja hizo sus primeros estudios en su ciudad natal, hasta que a los 15 años se trasladó con su familia a Madrid, donde comenzó la carrera de perito industrial. En la capital, toreó por primera vez en una placita muy próxima a su casa en Ciudad Lineal y allí mató en una ocasión una vaquilla.

Como matador de toros, El Estudiante debutó en 1928 tres años después, el 2 de agosto de 1931, se presentó en Madrid. El 20 de marzo de 1932 tomó la alternativa en Valencia de manos de Marcial Lalanda, quien le cedió un toro de Carmen de Federico. Cagancho se la confirmó en Madrid el 21 de abril de ese año, con toros de Tovar.

El Estudiante sufrió una grave cogida en 1933 en Barcelona. Dos años después, a fuerza de tesón y voluntad, consiguió aumentar sus contratas y toreó 27 corridas. Durante la guerra actuó con frecuencia en la zona nacional, en la que prestó su servicio militar, y al finalizar la contienda recuperó el nivel del año 35. En 1940 y 1941 llevó a cabo su campaña en América. El 12 de octubre de 1941, en Madrid, volvió a sufrir una grave cogida, al matar valientemente un toro tras una arriesgada faena.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0014, 14 de julio de 1995.