Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Francia pondrá más policías anti-ETA a cambio del apoyo español contra el integrismo

España y Francia han decidido intercambiarse cromos. Francia incrementará su colaboración en la lucha contra ETA, mientras que España se compromete a apoyar práctica y políticamente la batalla contra el integrismo islámico que tanto preocupa a las autoridades de París. Ambos Gobiernos han acordado el establecimiento de seis comisarías fronterizas conjuntas, dos de las cuales se asentarán probablemente en Navarra, teniendo en cuenta que en esta región están algunos de los pasos clandestinos que utilizan los etarras, según fuentes de Interior.

El titular de Justicia e Interior, Juan Alberto Belloch, y el ministro francés de Interior, Jean Louis Debré, que se reunieron en Madrid los pasados viernes y sábado, han resaltado las "excelentes" relaciones existentes entre ambos países, "tanto en las instancias europeas como en las cooperaciones bilaterales".

Belloch y Debré coincidieron en "la necesidad imperiosa de mejorar algunos mecanismos" para reforzar los controles en materia de inmigración, según el comunicado conjunto facilitado tras el seminario interministerial hispano-francés. Ésta es una cuestión que preocupa mucho a las autoridades francesas, sobre todo por el peligro del integrismo islámico, que se puede ver favorecido por el hecho de que anualmente entren en ese país 150.000 nuevos magrebíes.

Francia se resiste a la eliminación de barreras fronterizas y los controles aduaneros fijos, como consecuencia de la aplicación del Tratado de Schengen, por temor a que eso pueda acarrear un agravamiento de su problema inmigratorio. Para compensar este hecho, desde la comisaría conjunta de Le Perthus-La Junquera se ha organizado desde hace varios meses un plan de controles móviles y la policía española o bien la francesa someten a estricto cacheo a numerosos vehículos que transitan por la zona. "Se detiene a muchos extranjeros sin documentación en regla, buscados en algún país europeo y traficantes de droga. Pero hasta ahora no se ha detectado a integristas islámicos", según un alto cargo policial de Madrid.

Comisarías conjuntas

Para el 1 de enero próximo, ambos países se han comprometido a crear otras cinco comisarías con untas en Irún-Hendaya, Les-Pont Le Roi, Canfranc-Somport, Arneguy-Valcarlos y Dantxarinea. Es probable que tres de las seis comisarías estén en suelo hispano y las otras tres en territorio francés.

El Gobierno de París, aparte de la colaboración práctica en lo lucha contra los integristas islámicos, pretende que España apoye políticamente en este frente en todos los foros internacionales y que actúe como interlocutor ante los países del Magreb El Gobierno de Madrid ha aceptado este papel y a cambio ha pedido a Francia que redoble su colaboración contra ETA.

"Francia ya nos ayuda ahora pero no en la medida en que a nosotros nos gustaría", se quejo un mando policial español. El ministro Jean Louis Debré, tras reconocer que Ia colaboración entre ambos países es bueno pero conviene hacerla más eficaz", anunció un reforzamiento de los medios materiales franceses, un mayor intercambio de ir formación y la adscripción de más efectivos policiales a la lucha contra el terrorismo etarra pese a que este grupo prácticamente no golpea en ese país.

Belloch y Debré también han ratificado su voluntad de luchar conjuntamente contra narcotráfico, mientras Madrid mantendrá combatiendo las redes internacionales que roban automóviles -sobre todo en Francia y Alemania- con destino a países árabes. Por este motivo son detenidos anualmente en España un promedio de 300 personas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 9 de julio de 1995

Más información

  • En estudio la instalación de dos comisarías conjuntas en Navarra