Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UE advierte que obstaculizar la reestructuración de la economía traerá más paro

El comisado de Industria de la Unión Europea (UE), Martin Bangemann, advirtió ayer que ante el "imparable" proceso de globalización de la economía no se puede responder con políticas que obstaculicen o ralenticen la reestructuración económica mundial. "Así no sólo perderíamos el reto de la competitividad, sino que destruiríamos muchos más puestos de trabajo", advirtió. Precisamente la competitividad de las empresas fue el centro de atención de la reunión informal del Consejo de ministros de Industria de los quince celebrada ayer en la ciudad de Bilbao.

La UE pretende dar un espaldarazo a la creación de empleo profundizando las políticas de apoyo al subsector de servicios a la industria y facilitando a las pequeñas y medianas empresas el acceso a fórmulas de financiación alternativas a los créditos bancarios. La reunión informal celebrada ayer en la capital vizcaína por los ministros de Industria de los países miembros remarcó como prioridad de la UE la ampliación a nuevas áreas de cooperación económica y política. Dos son los espacios apuntados como preferentes durante estos seis meses de presidencia española: la cuenca del Mediterráneo y todo el continente americano, en especial Estados Unidos y áreas económicas ya en marcha en latinoamérica como Mercosur.El ministro español de Industria, Juan Manuel Eguiagaray, anunció un encuentro de empresarios de ambos lados del Atlántico a lo largo de este semestre de presidencia hispana. Los objetivos de esta cooperación empresarial de la UE con el continente americano y de los trabajos que ya ultiman los quince y la propia Comisión Europea son "acentuar, mejorar y ampliar" los vínculos de colaboración industrial entre los dos espacios económicos más grandes de la Tierra, en palabras de Eguiagaray.

Los ministros de Industria de la UE constaron la creciente importancia del subsector de servicios a la industria, tanto en lo que a competitividad se refiere como a su peso en la generación de empleo. Más del 13% de los empleos creados en la UE están incluidos en este sector, que da trabajo a 100 millones de europeos. Su tasa de crecimiento es superior ya al 20% en los últimos años y la aportación del subsector de servicios a las industria al valor añadido es del 22%. Esta realidad aconseja una atención especial a este subsector desde la incorporación de investigación y desarrollo.

Crear empleo

La preocupación por la creación de empleo en la UE no abandonó ni a Eguiagaray ni a Bangemann en la conferencia de prensa que siguió a la reunión. Los ministros de Industria de la Unión ven pymes e, inmediatamente, intuyen puestos de trabajo. Sólo restaría elaborar y hacer realidad una "estrategia industrial" para las pymes, idea que todos coincidieron ayer en calificar de "prioritaria" para la UE. Por eso este tema ocupará media jornada en la reunión formal que celebrará el consejo de ministros de Industria en Bruselas el próximo 7 de noviembre.

El responsable de las políticas de pymes de la UE trabaja en un documento que estará en la reunión de Bruselas y que servirá para el programa de actuación que definan los quince en la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno que se celebrará en Madrid. Las tres patas de ese texto serían la creación de un mercado de capitales específico para las pymes (ya ensayado en Alemania), la cooperación a escala europea entre las pequeñas y medianas empresas y, finalmente, la introducción de tecnología.

Aunque el expediente de la compañía aérea española Iberia no fue tocado ni de refilón en el encuentro, el ejemplo "hipotético" de ayudas del Gobierno británico a la British Airways dado por Bangemann para ilustrar sus reflexiones sobre la legalidad o no de las ayudas estatales arrancó algunas sonrisas entre los periodistas. "No hacemos diferencias entre ayudas estatales a empresas públicas o privadas. El problemas de las ayudas es el problema de la competencia leal y las normas del juego son las mismas para todos (...). Nunca he votado en contra de los programas de reestructuración, pero esos programas tienen que dar resultados. Y si después de un programa viene otro y luego otros y todos son con financiación pública en algún momento habrá que poner punto final", dijo, sin referirse a ningún caso concreto. El ministro español aseguró la semana pasada que espera que la Comisión tome una decisión este mismo mes.

El encuentro y las diferentes visitas de los quince ministros y su séquito están rodeadas de fuertes medidas de seguridad. A pesar de ello, una treintena de miembros del sindicato abertzale LAB, protestaron ante la sede de la reunión.

Satélites y maqunaria

Las repercusiones para la industria europea de la entrada de lleno en la sociedad de la información se hicieron sitio en el encuentro de ayer y, si le hacen caso a Bangemann, los pasos a seguir por la UE en esta materia viajarán vía satélite hasta la reunión de Bruselas.El comisario de Industria, Martin Bangemann, presentó su informe sobre las múltiples iniciativas que la UE deberá adoptar para fortalecer un tejido industrial propio en este sector. A lo ya avanzado en el campo de la telefonía móvil y de las emisiones de señales de televisión, Bangemann, sumó el satélite. "Nos preocupan mucho los satélites y su utilización para los sistemas de información. No hay duda de que este apartado tiene que recibir más apoyo del que ha tenido en el pasado", indicó.

La UE quiere crear una sociedad europea de la información donde la industria europea tenga un papel principal. El consejo dió un impulso a los planes de la UE en ese ámbito, según indicó el ministro de Industria, Juan Manuel Eguiagaray.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 9 de julio de 1995

Más información