Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos miI personas corren cada encierro

A partir de hoy y durante una semana, cada día, a las ocho de la mañana en punto, un cohete marcará el inicio de los encierros que tanto han popularizado los sanfermines. Son unas dos mil personas las que participan activamente en ellos, corriendo junto a los toros en algún momento de los 850 metros que tiene el recorrido.Pese a que correr esta distancia en un tiempo de tres minutos -que es lo que suelen tardar los toros en llegar a la plaza- se encuentra al alcance de los mozos mejores preparados fisicamente, nadie es capaz de completar el trayecto de principio a fin delante de la manada. El ritmo de salida es muy rápido, porque el toro sale fresco, y luego se hace complicado seguir corriendo, ante la falta de espacios vacíos que provoca la enorme aglomeración de personas. En más de una ocasión se ha formado un tapón en plena calle y los toros tuvieron que darse la vuelta al no poder seguir adelante.

El encierro conduce a los toros desde los corrales de Santo Domingo hasta la plaza, a través principalmente de la calle de la Estafeta, donde no hay sitio para refugiarse. Los 70 portales o entradas a tiendas que hay a la izquierda y los 53 que" hay a la derecha permanecen todos cerrados o tapiados, por lo que, en caso de verse alcanzado por los toros en el tramo más carismático del encierro, no hay más solución que echarse a un lado, tumbarse con- las manos sobre la cabeza y rezar para que el toro siga corriendo, sin fijarse en el mozo que acaba de apartarse. En el resto del recorrido hay un vallado que sirve de refugio para casos de apuro.

Cofter.el encierro es libre. únicamente se impide la participación, por parte de los propios mozos, a los menores de edad y a las personas cuyo estado físico sea evidente que no es el adecuado.

Los toros de hoy son de Celestino Cuadri y los lidian por la tarde El Fundi, Domingo Valderrama y Óscar Higares. El primero será el sustituto mañana de Alejandro Silveti.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de julio de 1995