El Ejército bosnio desencadena una intensa ofensiva artillera contra los serbios al noroeste de Sarajevo

ENVIADO ESPECIAL El Ejército bosnio inició ayer, a las 4.30 horas, con las primeras luces del alba, un fortísimo ataque artillero sobre el pasillo de Ilijas, controlado por los serbios, a unos 20 kilómetros al noroeste de Sarajevo, frente a las localidades de Visoko y Breza, donde los bosnios han acumulado miles de hombres en los últimos días. La artillería serbobosnia replicó de inmediato. Un comunicado de la presidencia bosnia daba cuenta por la tarde de que "el Ejército ha recibido la orden [del presidente Izetbegovic] de adoptar medidas para impedir el estrangulamiento de la capital" de Bosnia-Herzegovina.

Más información

El portavoz de la Fuerza de Protección de Naciones. Unidas (Unprofor), Gary Coward, afirmó: "Las noticias que tenemos son que el duelo de artillería y de armas ligeras decreció a partir de las siete de la mañana". Por la tarde no hubo actividad. En el centro de operaciones de inteligencia de Unprofor se analizan todos los datos disponibles. "Algo ha comenzado en Ilijas, de eso no hay duda", comenta una fuente de este departamento. "Puede ser una acción de distración o el inicio de una operación de envergadura. Hasta ahora no hay movimientos de infantería".El área elegida por el mando de la Armija (ejército bosnio) para golpear con su fuego artillero es de avance muy difícil. Tienen enfrente a tres brigadas serbias (3.000 hombres cada una) y otras tres próximas, unos 18.000 hombres en total.

Unprofor admitió ayer, por primera vez, la concentración de tropas de la Armija en Breza y Visoko, pero Coward puntualizó: "La cifra real es menor a la manejada". Ésa es también la opinión de los serbobosnios. El general Dregomir Milosevic, uno de lo comandantes de Karadzic, ha advertido a los bosnios con graves consecuencias si lanzan un ataque. Karadzic se permitió decir ayer: "Con esta acción se demuestra quién quiere la paz y quién la guerra". "Es para prevenir un ataque serbio", repite el vicepresidente bosnio, Ejup Ganic.

Hay especulaciones sobre, el grado de implicación de los croatas en los preparativos de Breza. Unprofor no tiene constancia de la presencia en la zona de Visoko de carros de combate, croatas, pero sí de la llegada de piezas de artillería pesada procedentes de zona bosnia controlada por los croatas para reforzar las líneas de la Armija. "Los bosnios tienen bastante artillería en el área, pero los serbios conservan la superioridad", dice la fuente de la inteligencia de. Unprofor.

Cerrada Bosnia central

Hay mucho movimiento militar. Es imposible moverse en Bosnia central desde la noche del miércoles. La Armija ha colocado 22 nuevos puestos de control. El convoy humanitario del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) recibió ayer, con tres días de retraso, el permiso escrito de Pale, capital del gobierno de Karadzic. No pueden pasar por Kiseljak, su ruta prevista. Unprofor les ha recomendado que eviten esa zona. No hay seguridad suficiente. "La operación militar de Breza ha recibido mucha publicidad y eso no es bueno para una ofensiva en ciernes", dice la fuente de inteligencia de Unprofor. "Eso nos hace pensar que entre sus fines se encuentra el de llamar la atención o presionar a la comunidad internacional... Es posible, desde luego, organizar un despliegue sin llamar tanto la atención". La duda entre las dos opciones, el farol propagandístico o la ofensiva, se despejará en breve. "Creo que una eventual operación militar no tendrá como primer objetivo abrir una vía hacia Sarajevo, sino conquistar el corredor de Ilijas", dice el militar. Esa carretera permite comunicar con Tuzla, en el norte.

La Armija bosnia retiró ayer del túnel próximo a Kosevo dos carros de combate T-52 de fabricación soviética. "Llegaron por la mañana, se subieron a los carros, los arrancaron y dijeron a los cascos azules que los protegían que o se quitaban o pasaban por encima", explicó ayer Coward. Es la primera vez que los bosnios se llevan armas pesadas de uno de los puestos de la ONU.

Por otra parte, la situación de los rehenes sigue confusa. Los serbios mantienen que los 11 canadienses están libres; Unprofor asegura lo contrario: "Siguen en Ilijas, creemos que encerrados en una escuela". Los 15 obervadores militares, de 12 nacionalidades diferentes que iban a ser liberados al final de la semana están ahora condicionados a un intercambio de prisioneros, como lo define Pale. Radovan Karadzic quiere de regreso a los cuatro soldados serbios capturados por los cascos azules franceses a mediados de mayo. Unprofor no tiene noticias. de estas nuevas condiciones.

Por lo que se refiere a los 92 soldados ubicados en los depósitos de armas pesadas en territorio controlado por serbios, tienen teórica libertad de movimientos, pero aún no han sido reabastecidos o relevados.

Ante el temor de que sea imposible llevar ayuda humanitaria a Sarajevo, el enviado especial de la ONU, Yasushi Akashi, y el de ACNUR (el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados), Sadako Ogata, han remitido una carta al líder de los serbios de bosnia pidiéndole que permita el paso a los convoyes de ayuda.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 15 de junio de 1995.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50