El constructor Méndez-Pozo consigue el tercer grado penitenciario

El empresario burgalés Antonio Miguel Méndez Pozo, encarcelado desde el pasado 23 de septiembre para cumplir una condena de siete años por el caso de la construcción, ha sido trasladado a la sección de régimen abierto del centro penitenciario al haber sido reclasificado en el tercer grado. En su nueva situación sólo estará obligado a pernoctar en la cárcel y podrá disfrutar de permisos de fin de semana y vacaciones.

Méndez Pozo, de 50 años, fue el único condenado, a penas de prisión por la sentencia del caso de la construcción, que declaró ilegales numerosas licencias de obras concedidas a sus empresas. El ex alcalde de Buri3los José María Peña y otros cuatro ex corporativos están inhabilitados por prevaricación. El empresario fue condenado a siete años por falsedad en documentos públicos y privados y desacato y a ocho años de inhabilitación por inducir a la prevaricación.La reclasificación de Méndez Pozo ha sido acordada directamente por la Dirección General de Instituciones Penitenciarias ante la falta de acuerdo del equipo de tratamiento de la cárcel burgalesa, debido a que alguno de sus integrantes se opusieron. La resolucion de Instituciones Penitenciarias le fue comunicada en la mañana de ayer al constructor, que a partir de hoy podrá disfrutar de su primer permiso de fin de semana.

El presidente de la Asociación de Promotores Constructores, Juan Renedo, principal propulsor de la denuncia contra Méndez Pozo, ha considerado prematura la resolución de Instituciones Penitenciarias. En tono irónico afirmó: "Habrán estimado que se ha curado ya de la enfermedad de la delincuencia".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS