Juan Luis Cebrián: "Esto es muy grave"

El ex director de El PAÍS Juan Luis Cebrián, consejero delegado de PRISA y uno de los periodistas afectados por las escuchas del Cesid, calificó ayer de "muy graves" los hechos y anunció que estudia la posibilidad de querellarse. "Que he sido espiado y perseguido por los servicios de información no es ninguna novedad", indicó Cebrián, que añadió: "Ya en 1979 y 80, durante el periodo de UCD, falsificaron cartas y simularon cuentas corrientes a mi nombre al tiempo que me acusaban de ser del KGB. Pensé que el Gobierno socialista pondría coto a estas actividades, pero hace mucho que me decepcioné al respecto. Tampoco he visto que en otras ocasiones fiscales y jueces hayan reaccionado como es debido. Por lo demás, no recuerdo que algunos criptocomentaristas de hoy se preocuparan tanto antaño por el Estado de Derecho"."Yo creo", añadió Cebrián, "que nos encontramos ante un caso más, y muy grave, de invasión ilegítima del poder en la vida de los ciudadanos, y me terno que tampoco la derecha que viene va a ser capaz de evitarlo". Sobre la posibilidad de presentar o no acciones legales, el consejero delegado de PRISA indicó: "Lo decidiré de acuerdo con mi empresa".

Más información
García Vargas: "Alguien sustrajo las cintas"
Penas de hasta seis años de cárcel
Los juristas, divididos sobre el presunto delito del Cesid
Polémica interna en el Cesid sobre la necesidad de que dimita Manglano para salvar al servicio secreto
Los sistemas del Cesid son capaces de controlar mil escuchas a la vez

En los años señalados por Cebrián, los servicios secretos dependientes de Presidencia del Gobierno fabricaron pruebas falsas, entre ellas una cuenta numerada en Luxemburgo, para implicar a Cebrián en cobros procedentes de la URSS. La falsedad fue comprobada por la banca luxemburguesa.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS