Más incógnitas que certezas

ENVIADO ESPECIAL"Lo único que sabemos de la Fuerza de Intervención Rápida es lo que hemos leído en la prensa", dice quejumbrosamente un alto jefe de los cascos azules de Sarajevo. "Es muy pronto para saber su utilidad real sobre el terreno, pues aún está sin definir toda la estructura de mando, su medios de combate y la composición finall", templa Gary Coward, portavoz militar de la Fuerza de Protección de las Naciones Unidas en la antigua Yugoslavia (Unprofor). "Tardará no menos de un mes en estar operativa".

¿Servirá para abrir el aeropuerto de Sarajevo a los vuelo humanitarios? Un coronel de u país europeo responde: "Par ello no sólo sería necesario asegurar las zonas próximas al aeropuerto, sino que habría que limpiar además todas las rutas d navegación. Y eso es muy poco probable".

Más información

Entonces... ¿Serviría par abrir las vías terrestres, por Kiseljak o el monte Igman? Coward recurre a su argumento favorito: "Todo depende de los medios de que dispongan".

La ruta de Sarajevo a Kiseljak, que atraviesa el aeropuerto, donde están algunos de los frenes, y el barrio de Ilidza (serbia exigiría una considerable fuerza atacante pues en ese área existe una base artillera serbia y numerosas unidades de infantería. De peligrosa ruta a través del monte Igman, utilizada hoy como único recurso para abastecer la ciudad, o para entrar o salir de ella, objetivo mucho más fácil. Consistiría en desplegar una acción militar capaz de impedir a los serbios disparar de forma impune contra ella desde sus posiciones de Ilidza o Gavrica Brdo.

Fuentes próximas al mando de Unprofor en la capital bosnia aseguran que el general Rupo Smith, máximo jefe militar de los cascos azules, ya ha decidido q esa sea la primera misión de Fuerza de Despliegue Rápido.El problema del mando es esencial. Una multiplicación de mandos de puntos de decisión "convertiría esa fuerza rápida en una fuerza muy lenta", explica un comandante. Unprofor quiere que dependa de Smith. Londres está de acuerdo pues Smith es británico y la mitad de la FIR procederá del Reino Unido.

El límite también es importante. Si se trata de una fuerza 10.000 hombres y mujeres de nada a dar apoyo a cascos azules en apuros, como sucede ahora Srebrenica o Bihac, o si si para reforzar a Unprofor en cumplimiento completo de mandato. El Gobierno bosnio acepta la nueva fuerza si sirve para abrir los enclaves y Sar vo a la ayuda humanitaria.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 08 de junio de 1995.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50