Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FERIA DE SAN ISIDRO

"Hemos ido quitando casta a los toros"

Los 'victorinos' vuelven a San Isidro para cerrar la feria

Vuelven los victorinos. Los toros más premiados de San Isidro cierran la feria. Tras varios años de ausencia serán sometidos de nuevo al juicio, popular. El ganadero, Victorino Martín, ya se ganó al público en la corrida de la Prensa, en la que su toro fue el mejor de los seis de distintos hierros que saltaron al ruedo. Dijo que iba a ser bueno y acertó. Ahora esconde el pronóstico: "Uno siempre espera lo mejor y luego el toro viene con las rebajas. Es muy dificil acertar".Sin embargo, con el toro que eligió para esa corrida no se equivocó: "A mí me gustaba el tipo y las hechuras del toro y acerté, pero eso no quiere decir que siempre sea lo mismo. Ese toro lo iba a traer a la corrida de hoy, pero me pareció que había que echar uno bueno, porque era para Joselito y porque era *uno nada más, al que inevitablemente iban a compararlo con los otros cinco de distintas ganaderías. También hubo otra razón, y es que como los toros de esta tarde vienen un pelo más arriba, preferí echarlo el otro día".

Esta vez no estará Joselito, tampoco Ponce ni Rincón, que matan vitorinos en otras plazas, pero jamás en Madrid. El ganadero asegura que también podían hacerlo en Las Ventas, porque "pueden torear lo que quieran, pues son figuras por algo, pero si eligen otros toros será; que les conviene más". Asegura que a él le da igual: "Es cuestión de la empresa y de los toreros;- el problema es de ellos".

"Las figuras mandan"

Victorino Martín niega que tenga dos clases de toros, los que se anuncian con las figuras fuera de Madrid y los que salen en Las Ventas: "No, el toro es uno nada más. El toro es bueno o malo y es bravo o no; el torero es el que elige el momento y el sitio a lo que más le conviene. Las figuras mandan más que los que no lo son y aquí, cuanto más figura se sea, más se elige la corrida. Las figuras matan lo que ellos quieran. Y no hay más"Victorino Martín también tiene dónde elegir, porque cada año lidia diez u once corridas. Dice que "la cantidad no está reñida con la calidad" y que, además, no es mucho para las vacas que tiene: "Porque yo críe tres corridas no van a ser mejores que el que cría seis. Si quien lidia menos no tiene en un buen momento la ganadería, pues le da igual mucho que poco. En cambio, si la selección se viene haciendo bien, no hay problemas".

Él no los tiene, pese a que el. momento general es malo, asegura Victorino Martín: "La ganadería está baja. Hemos ido quitando casta a los toros y atravesamos un mal momento. Pero se remontará y aparecerá el toro que tiene que salir otra vez. Lo que ocurre es que unos han quitado más casta y otros hemos quitado menos".

Hoy cierra la feria. Por lo tanto, nunca mejor dicho que "hasta el final todo es rabo", con lo que la expectación está garantizada hasta el último toro. El ganadero asegura que él no negoció que su corrida pusiera el final a San Isidro: "Unas veces he abierto, en otras me pusieron en medio y ahora, cerrando.Son planteamientos que hace la empresa a su conveniencia. Este año, como es al final, a ver si podemos poner un broche de oro a la feria".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de junio de 1995