Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
35ª JORNADA DE LIGA

El Atlético recupera a Valencia y Simeone

El Espanyol busca en el Calderón las llaves que le abran Europa

Un día de regresos en el Atlético vuelve Simeone y vuelve Valencia. Sí, Adolfo Valencia, el colombiano. Un buen día riñó con Jesús Gil, hace ya más de un mes, y sufrió las más duras descalificaciones por parte de su jefe; desde entonces, tuvo que seguir a su equipo desde la grada. Alfio Basile siempre encontró un pretexto para dejarle fuera. Ante el Espanyol, cinco encuentros después de aquel fatídico empate a cero ante el Logroñés que desató las iras del propietario del club, Valencia ha sido de nuevo convocado. "Ya se entrenó bien", afirmó ayer Basile, "y, por tanto, está en la lista. Hizo todas las prácticas". Con todo, no será titular.También sorprendente, pero en este caso desde un punto de vista puramente médico, es el regreso de Simeone, intervenido quirúrgicamente de su hombro el pasado 6 de abril. Vuelve a la lista de convocados mucho antes de lo fijado en las previsiones iniciales. Basile dijo no tener claro aún si tirará de su paisano para el once titular: "Todavía no lo decidí. Hoy [por ayer], conversé un gran rato con el jugador. Es lo suficientemente inteligente para saber que ha trabajado muy bien, pero sólo ha hecho una práctica y media de fútbol solamente". Si el argentino no jugase finalmente de inicio, no seria por miedo a una recaída. Eso lo tiene claro el entrenador: "El médico da la seguridad de que eso [el hombro] no se mueve más. Está más fuerte que el otro".

El Atlético no podrá contar con Pirri, sancionado con un partido por acumulación de amonestaciones, ni con Diego, lesionado en la rodilla derecha durante el entrenamiento del pasado miércoles.

De las únicas bocas que permanecen abiertas en el Atlético, las de Basile y Tomás -los demás siguen autosometidos a la ley del silencio-, salieron buenas palabras hacia el Espanyol. "Es un equipo bien armado dijo el capitán, "que se defiende con disciplina y ataca con mucha rapidez". A Basile le preocupan, sobre todo, sus últimos números: "Lleva ya 8 partidos invicto. Cuando un equipo está en racha es peligroso. El Espanyol es un bloque muy combativo".

El Atlético siguen en peligro de promoción. Dentro del club madrileño se considera que con un triunfo ante el Espanyol, el equipo se escaparía para siempre de la zona de riesgo. Incluso, de producirse, la próxima semana Jesús Gil empezará a planificar de lleno la próxima temporada con su hijo Miguel Ángel, el director general. Por cierto, Gil, el padre, no acudirá esta tarde al encuentro: sus obligaciones políticas en Marbella se lo impiden.

Aspiraciones mayores

Para el Espanyol, también es un día de regresos, aunque de viajes menos prolongados. Vuelven Pocchetino y Francisco, después de cumplir un encuentro de sanción.. Las aspiraciones del cuadro que dirige Camacho son más elevadas que las del de Basile: una plaza en la Copa de la UEFA. Está a un solo punto de Europa. El técnico blanquiazul es optimista incluso en el caso de una derrota: "Ni siquiera si perdiéramos y los resultados de nuestros más directos rivales no nos acompañaran podríamos darnos por vencidos. Lo más importante son los positivos. Si mantenemos los cinco que tenemos agotaremos nuestras posibilidades hasta la última jornada".

Camacho restó importancia a las novedades del Atlético. "A estas alturas del campeonato", se explicó, "lo que más interesa es el resultado, muy por encima del buen juego. Por eso, lo que menos me importa es si en el Atlético juega Simeone o juega Valencia. Sólo me preocupa el Espanyol y su habitual descaro".

La polémica arbitral que rodea al Atlético en los últimos partidos no le inquieta demasiado a Camacho. "No se puede pensar que un colegiado viene premeditado a pitar a favor de uno de los dos rivales. No me importan las polémicas. Del árbitro hablaremos después del partido si procede".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 28 de mayo de 1995