GUERRA EN LOS BALCANES

Cazas de España y EE UU atacan a los serbios de Bosnia

Dos F-18 de Torrejón lanzaron bombas con guiado láser y otros dos apoyaron el bombardeo

Dos cazas F-18 españoles y cuatro F-16 de EE UU, procedentes de la base de (Italia), bombardearon ayer posiciones serbobosnias en las inmediaciones de Pale. al este de Sarajevo. Otros dos F-18 españoles participaron en la operación, ordenada por la ONU y ejecutada por la OTAN, pero no llegaron a intervenir. Se trata del bautismo de fuego de los españoles en Bosnia, donde operan desde el 1 de diciembre, y de la primera acción bélica del Ejército del Aire desde la guerra de Ifni, en 1957. El ataque se inició a las cuatro de la tarde (hora de Madrid) y supuso la destrucción de un "importante deposito de municion" en Jahorinski Potok, un suburbio a 15 kilómetros, de Pale, capital de los serbobosnios, informó la OTAN, que no precisó el número la nacionalidad de los aparatos.

Más información

"Todos hemos intervenido"Fuentes militares expresaron su malestar por la información del Pentágono, citada por la cadena norteamericana CNN, según la cual Francia y el Reino Unido habían sido excluidas del ataque para evitar represalias contra sus cascos azules. "Todos hemos intervenido en la operación" enfatizaron las mismas fuentes.

Además de los cazas que bombardearon, aviones de distintos países (entre ellos, otros dos F-18 españoles y, con toda seguridad, un AWACS de la OTAN) participaron en la operación con misiones de vigilancia, perturbación electrónica de defensas o protección. "El hecho de que la OTAN encomiende una u otra tarea, depende sólo de las características del avión", concluyeron.

Fuentes diplomáticas disculparon el interés de Francia y el Reino Unido por desmarcarse del ataque debido a que sus tropas, en Sarajevo y Bosnia central, se encuentran más expuestas a represalias serbias.

La situación de los 1.400 cascos azules de la Agrupación Galicia era, tras el ataque, de "absoluta normalidad" y ni siquiera se había pasado de la alerta verde, la habitual, a la naranja o la roja, previstas para situaciones críticas, según un portavoz del Ministerio de Defensa, aunque los destacamentos de Mostar están al alcance de la artillería serbia.

El ministro de Asuntos Exteriores, Javier Solana, aseguré en Sevilla que el bombardeo de la OTAN no afectará "en nada" a la seguridad de los cascos azules españoles desplegados en la antigua Yugoslavia.

Por el contrario, Julio Anguita, coordinador general de Izquierda Unida, afirmó en Córdoba que la participación de los F-18 en el bombardeo "pone en peligro" a los cascos azules españoles y conculca el referéndum de ingreso en la OTAN, informa Rodolfo Serrano. El líder de IU se quejó igualmente de que el Gobierno no le consultara de esta decisión.

Los cuatro F-18 que intervinieron en la operación pertenecen al Ala 12 del Ejército del Aire, con base en Torrejón de Ardoz (Madrid), que el pasado 1 de abril relevaron al destacarnento procedente de Zaragoza.

Desde el pasado 1 de diciembre y hasta el próximo 30 de junio, España tiene desplegados en Aviano ocho cazas F-18 y dos KC-130 Hércules de reabastecimiento en vuelo. El contingente, formado por 244 militares, lo manda el teniente coronel Demetrio Zorita. Además, el Ejército del Aire tiene un CASA 212 de transporte en Vicenza (Italia).

El ataque de ayer es el octavo de la OTAN desde que empezó del conflicto, en 1992. El último se produjo el 25 de mayo, cinco días antes de que los españoles se incorporasen al dispositivo formado por 134 aviones de EE UU (53), Francia (23), Reino Unido (17), Holanda (12), España (11), OTAN (10) y Turquía (8).

Fuentes serbobosnias indicaron a la agencia Beta que el ataque no alcanzó ningún objetivo militar y que las bombas cayeron junto a un arroyo.

Expertos del Ejército del Aire señalaron, sin embargo, que hasta que se analicen las imágenes tomadas por los aviones de reconocimiento que sobrevolaron la zona al término del ataque (hacia la 16.45 horas), no se podrá conocer su eficacia, pero subrayaron que el objetivo del bombardeo era "político y disuasorio", más que estrictamente militar. Hoy mismo, según esas fuentes, podría repetirse si los serbobosnios no cumplen con las condiciones de la ONU.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 25 de mayo de 1995.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50