Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las mujeres africanas caminan como un péndulo perfecto

Las kikuyus cargan en la cabeza el equivalente a una quinta parte del peso de su cuerpo sin gasto extra de calorías

En muchas regiones del mundo la gente lleva cargas pesadas sobre la cabeza. Lo curioso no es tanto la imagen de un diminuto sherpa del Himalaya o de la mujer de una tribu africana sepultados bajo una mole de equipaje como el hecho de que parece que la llevan sin cansarse mucho. Como Norman Heglund, de Pharos Systems Inc. (EE UU), y sus colegas explican en Nature (4 de mayo de 1995), todo depende de la forma de andar.Estudios sobretórno transportan cargas las mujeres de las tribus kikuyu y luo de África Oriental muestran que, cuando llevan una carga, adoptan un estilo de andar mucho más eficiente que la gente que no está acostumbrada a llevar peso en la cabeza. Se- tarda muchos años en aprender esta forma de andar para llevar cargas y la cuestión es determinar en qué se diferencia de los andares de, por ejemplo, un neoyorquino.

Heglund y sus colegas descubrieron en 1986, que las mujeres kikuyu y luo pueden llevar sobre la cabeza cargas equivalentes a una quinta parte del peso de su cuerpo sin gastar una sola caloría de más, es decir, como llevar un saco de patatas de 25 kilos en la cabeza durante todo el día sin más esfuerzo que el que necesitarían si no llevasen nada. Además, algunas de estas mujeres llevan cargas equivalentes al 70% de su peso con más eficacia que soldados entrenados para llevar pesadas mochilas.

¿Cómo lo hacen? La respuesta, según Heglund, está en la física. El caminar se basa en la constante transformación de un tipo de energía en otro cada vez que levantamos y posamos los pies en el suelo para dar un paso. El primer tipo es, la energía cinética -la energía del movimiento, en este caso hacia adelante-. El segundo es la energía potencial, la necesaria para levantar el cuerpo contra la fuerza de la gravedad.

El ciclo de andar implica, en primer lugar, levantar el cuerpo sobre el arco del pie hacia adelante y hacia arribaEsta energía cinética se transforma en energía potencial. Luego el cuerpo cae, hacia abajo y hacia adelante, y vuelve a transformar la energía potencial acumulada (al caer, la gravedad trabaja contigo, no contra ti) en energía cinética de movimiento hacia adelante.

Oscilación de metrónomo

Este movimiento es el mismo de la oscilación de un metrónomo, un péndulo al revés. Un péndulo se mueve gracias al constante intercambio 1 de - energía cinética y potencial- En, un mundo ideal, un péndulo sería capaz de transformar una forma de energía en otra con una eficacia del 1.00% y de moverse indefinidamente sin necesitar que se le administrase más energía. Sin embargo, la fricción y la resistencia del aire. conspiran para aminorar su velocidad'y acabar parándolo.

Los caminantes humanos, son bastante eficaces en términos de energía y recuperan el 65% de la energía en cada ciclo. El resto se emplea en vencer la resistencia del aire, la fricción contra el suelo... y se libera en forma de calor. Los músculos sirven de compensación al trabajar un poco a cada paso para suplir el 35% de energía perdida. Generalmente, la gente anda con una eficacia energética, menor cuando soporta una carga, ya que le cuesta más recuperar la energía. Los músculos tienen que trabajar más y aparece la fatiga.

Las mujeres africanas son diferentes y pierden progresivamente menos energía cuanto más pesada sea la carga que llevan sobre la cabeza. Han aprendido a explotar el hecho de que, aunque cuesta levantar los pies para andar con un peso, el acto de posar el pie compensa el esfuerzo al contribuir a la energía cinética del movimiento hacia adelante. El efecto es mayor cuanto más pesada sea la carga, y la eficacia de la recuperación energética aumenta. Con una carga del 20% del peso corporal, la mujer se aproxima al péndulo perfecto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de mayo de 1995