Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pujol no descarta a medio plazo una reducción de la fiscalidad que grava la venta de coches

El presidente de la Generalitat Jordi Puiol afirmó ayer que "no es el momento" de contemplar una reducción de la fiscalidad que grava la venta de coches, pero dejó abierta la posibilidad de que esta medida pueda plantearse en un futuro relativamente inmediato. El diputado convergente Francesc Homs insinuó en privado que los próximos presupuestos generales del Estado pueden ser un marco adecuado para afrontar este problema. Pujol realizó estas manifestaciones tras inaugurar y visitar ayer la 28ª edición del Salón del Automóvil de Barcelona, que tendrá sus puertas abiertas hasta el día 21.

Pujol recorrió durante una hora y media los diferentes pabellones del salón, que serán visitados a lo largo de estos días por más de 900.000 personas. En su visita, estuvo acompañado por el presidente del certamen, Javier Godó, Conde de Godó; por el presidente de Anfac, Carlos Espinosa de los Monteros; por el presidente del comité ejecutivo de Fira de Barcelona, Josep Lluís Jové, y por el director general de la misma Adolf Cabruja. El concejal de la Vía Pública del Ayuntamiento de Barcelona, Joan Torres, representó al alcalde de la ciudad, Pasqual Maragall.Pujol se detuvo en todos los estands de los fabricantes instalados en España (Ford, Renault, Citroën, Opel) y observó con mayor detenimiento los pabellones de los que operan directa mente en Cataluña (Seat, Volkswagen, Nissan, Iveco-Pegaso y las motocicletas Honda y Derbi). Al término de la visita, que acabó realizándose entre apretujones al coincidir con la apertura de las puertas al público, Pujol elogió la muestra y se mostró convencido de su éxito.

En una breve rueda de prensa improvisada, Jordi Pujol no descartó que su partido y el Gobierno socialista, al que sostiene, estudien la posibilidad de conceder ayudas fiscales al sector para incentivar las ventas, en un momento en que las expectativas de crecimiento de las ventas han sido revisadas a la baja. En todo caso, Pujol señaló que "ahora no es el momento adecuado, porque estamos acabando de perfilar otra serie de medidas fiscales de ayudas a las empresas en general". Aun así, dejó la puerta abierta a que esta cuestión se aborde "más adelante".

El visitante podrá admirar en el salón un gran número de vehículos hasta ahora nunca vistos en el mercado español. Además de las cuatro novedades mundiales (ver pieza adjunta) presentadas por Seat, Renault, Fiat y BMW los amantes de las primicias pueden contemplar el Alfa Romeo 146, que es básicamente el 145, pero en versión tres volúmenes.

Chrysler trae la nueva berlina Stratus y Maserati presenta el prestigioso Quattroporte. Ford hará la presentación del Maverick de tres puertas, hermano gemelo del Terrano Il de Nissan. La marca japonesa trae a Barcelona el Nissan 200 SX, un turismo deportivo de altas prestaciones, y el Primera SRi.

Lancia aporta la nueva gama del Delta HPE y el turismo Carisma, construido en Holanda de forma conjunta con Mitsubishi, Volvo y el Gobierno holandés. Los amantes de los coches deportivos tienen a su disposición el Porsche 911 Turbo y el Porsche 911 Carrera RS. Entre las novedades en diesel destacan el Rover 620 SLDi, el Seat Toledo TDi y el Volkswagen Cabrio TD, el primer descapotable diesel.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de mayo de 1995

Más información

  • El presidente de la Generalitat inaugura el Salón del Automóvil de Barcelona