Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un monovolumen con tres caras

Una de las grandes atracciones del salón la protagoniza un mismo vehículo que, bajo la bandera de tres marcas distintas, se venderá prácticamente al unísono en España a finales de verano. Este vehículo recibe un nombre diferente para cada una de las tres marcas: Seat Alhambra, Ford Galaxy y Volkswagen Sharan. Las tres versiones son prácticamente iguales en cuanto a di seño y motorizaciones, aunque reciben la correspondiente per sonalización externa e interna de cada fabricante para darle un toque identificativo de marca.Este modelo está fabricado conjuntamente por el Grupo Volkswagen y el Grupo Ford en Portugal. Sus motores proceden de la firma alemana, dos de gasolina (un dos litros de 11 5CV y un seis cilindros en V de 2,8 litros y 174CV) y otro diesel turboalimentado de 1,9 litros y 90CV.

El mercado de monovolúmenes en España está en plena expansión. El año pasado se vendieron 9.400 unidades y en el primer trimestre de 1995 las ventas se elevan ya a 2.675 unidades. El Nissan Serena copó las ventas en 1994 (con una cuota de mercado del 44,9%) y sigue en cabeza este año (36,1%) por delante del Chrysler Voyager (20%), Renault Espace (15,5%), Peugeot 806 (8,9%), Citroën Evasión (8,2%), Pontiac Trans Sport (4,4%), Fiat Ulysse (4, 1 %) y Mitsubishi Space Wagon (2,5%).

Los monovolúmenes están comiendo el mercado de los todo-terreno 4x4, cuyas ventas están cayendo este año y podrían situarse a final del ejercicio en torno a las 40.000 unidades vendidas en España, lejos de Is 46.510 de 1994 y muy lejos de las 56.195 de 1992. Este segmento del mercado del automóvil está dominado este año por Nissan (24,3%), por delante de Suzuki (16,2%), Land Rover (15,4%), Mitsubishi (12,9%), Opel (8,3%) Toyota (6%), Jeep (5,7%) y la coreana Ssangyong (3,8%).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de mayo de 1995