Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Belloch tilda de "frívolas" las acusaciones del PNV contra la Guardia Civil

El ministro de Justicia e Interior, Juan Alberto Belloch, aprovechó ayer en Bilbao el acto de imposición del fajín de general al anterior responsable de la comandancia de la Guardia Civil de Bilbao, Pedro Muñoz, para respaldar públicamente la labor de este cuerpo policial y responder a las críticas del PNV contra el instituto armado. En un episodio más del enfrentamiento dialéctico con el Ministerio de Interior tras la pérdida de influencia del PN-V en la estrategia de lucha antiterrorista, Juan Alberto Belloch aludió ayer veladamente a ese partido al afirmar que "resulta difícil de entender que de una manera tan frívola se puedan lanzar acusaciones contra ese instituto o contra sus componentes'.

Durante el acto, que se desarrolló en la sede del Gobierno Civil de Vizcaya en una pequeña estancia abarrotada por un centenar largo de invitados, un sudoroso Juan Alberto Belloch se preguntó igualmente: "¿Cómo es posible que se pueda ser tan sensible para las cosas propias y tan insensible para las ajenas? ¿Cómo es posible que no. se reconozca con la suficiente intensidad el trabajo de la Guardia Civil y del resto de los cuerpos policiales?".Antes de finalizar su intervención con la enhorabuena al recién nombrado general y un viva a la Guardia Civil, el ministro de Justicia e Interior pidió a los asistentes -la mayoría de ellos mandos policiales y militares, y representantes de la judicatura- un minuto de silencio por las víctimas del terrorismo, y dijo que la profesionalidad, la prudencia y la eficacia demostrada por el general Pedro Muñoz son las virtudes que encarna la Guardia Civil.

El sustituto del máximo responsable del instituto armado en Vizcaya no ha sido todavía designado. Sí se conoce quién sustituirá al coronel Enrique Rodríguez Galindo, hoy aspirante a general, al frente de la comandancia guipuzcoana de Intxaurrondo.

El nuevo jefe de la Guardia Civil de Guipúzcoa, el coronel Ignacio Laguna, será nombrado a mediados de este mes, después de que éste se haya hecho cargo de la documentación y de los contactos de los que dispone el poderoso servicio de información para la lucha contra ETA, actualmente centralizado en el cuartel de Intxaurrondo.

La entrega al futuro responsable de la comandancia de la Guardia Civil de Guipúzcoa de la documentación es considerada una labor particularmente delicada, toda vez que incluye la identidad de los confidentes y colaboradores que trabajan para el servicio de información.

Críticas a Rodríguez Galindo

Con referencias a hechos como la muerte de Mikel Zabaltza, un detenido que apareció ahogado en aguas del río Bidasoa hace 10 años; al descubrimiento de los restos de José Antonio Lasa y José Ignacio Zabala, secuestrados en Francia hace también un decenio, y a las genéricas acusaciones de torturas, el Partido Nacionalista Vasco ha centrado sus ataques contra la Guardia Civil en el cuartel de Intxaurrondo y en la figura del coronel Enrique Rodríguez Galindo.

El enfrentamiento con el Gobierno central se refleja igualmente en la polémica que los representantes de la Administración vasca mantienen con los de la Administración central en el órgano paritario de la Junta de Seguridad a propósito del mantenimiento de los actuales efectivos de la Guardia Civil.

El Gobierno español justifica la permanencia de los 3.200 guardias civiles destinados en Euskadi invocando preferentemente la eficacia de la lucha contra la organización terrorista ETA, mientras que el Ejecutivo autónomo de Vitoria argumenta que el despliegue de la Ertzaintza (policía vasca) debe llevar aparejado el consiguiente repliegue del resto de los cuerpos policiales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 10 de mayo de 1995

Más información

  • El ministro elogia al instituto armado