Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CONFLICTO EN LA SANIDAD PÚBLICA

Desconcierto y división

"Yo hoy no hablo" era la respuesta frecuente ayer al preguntar a cualquier médico sobre la incidencia, de la huelga. La ausencia de carteles informativos o de comités de huelga era patente en los centros.Desconcierto y división salieron a relucir en la única asamblea celebrada ayer en Madrid, en La Paz`, donde unos 200 médicos votaron a media mañana ir a la huelga hoy. La Paz podía ser el reflejo general de la jornada: aunque algunos facultativos decían estar en huelga, muchos mostraron dudas sobre las reivindicaciones. Su actitud contrastaba con el empuje de, representantes de la CESM, como Carlos Martínez Almoina y Manuel. Alonso.

"Todos nos quejamos en los pasillos, ahora. hay que dar la cara", afirmaba un facultativo. La mayor preocupación de los médicos de La Paz estribaba ayer en el desgaste económico que les supondría un paro indefinido. Los representantes sindicales propusieron crear una bolsa de resistencia. Hubo otras ideas: "He pedido un crédíto de medio millón para aguantar dos meses de huelga", dijo un médico.

En la residencia Doce de Octubre (Madrid), los representantes sindicales y médicos andaban también desorientados. No había comité de huelga y la asamblea informativa se ha convocado para hoy. "El 80% de los médicos se han puesto en huelga. El problema es que están la mayoría haciendo guardias o servicios mínimos, lo que desvirtúa la incidencia, sobre todo en consultas externas; hay más que en periodos de vacaciones", afirmó Jacinto García Pascual, secretario de la Asociación de Médicos del Doce de Octubre. "Es una huelga de desgaste, y la paralización se irá Viendo, sobre todo a partir de la semana que viene".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 9 de mayo de 1995