Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cheyenne, hija de Marlon Brando, se ahorcó en su casa de Tahití

El actor fue ingresado en un hospital de Los Ángeles tras enterarse del suicidio

Cheyenne Brando, hija del actor Marlon Brando, se suicidó el pasado domingo en su casa de Tahití (Polinesia francesa, en el Pacífico sur), según comunicaron ayer unos familiares a la agencia Reuter. Cheyenne, de 25 años, se ahorcó en el dormitorio de su casa en Punaauia, en dicha isla. La agencia de noticias informó que Cheyenne atravesaba una depresión desde que su hermanastro Christian asesinara a su novio en 1990 incidente en el que se llegó a implicar al propio Marlon Brando. Este acaba de estrenar en Estados Unidos su última película, Don Juan de Marco, y fue ingresado ayer en un hospital de Los Ángeles tras enterarse de la noticia.

, A última hora de la tarde de ayer no había más detalles acerca del estado de salud del actor. Según el comunicado que se hizo público a varios medios de comunicación de Estados Unidos, su hija Cheyenne ya había intentado quitarse la vida, sin lograrlo, en otras tres ocasiones. El último intento fue en 1990, seis meses después de que su hermanastro Christian, hijo de otro matrimonio de Brando, matara a su novio y padre de su hijo de seis años, Drag Drollet, de 26 años. El juicio sobre este crimen suscitó una gran polémica en EE UU y llegó a implicar a Cheyenne y el propio Marlon Brando. Christian, admitió la acusación de homicidio, fue condenado a diez años de cárcel y podría terminar su condena este mismo mes gracias a su buena conducta en prisión.Cheyenne, era hija de Tarita Terúpia, una actriz polinesia a la que Brando conoció durante el rodaje del Motín a bordo, en 1962. Drogadicta precoz, Cheyenne sufría profundas depresiones que, en los últimos años, habían obligado a su internamiento en centros psiquiátricos. Al parecer, los restos de la hija favorita de Brando fueron trasladados ayer del domicilio de su madre al de la hermana de ésta para escapar a las cámaras de la prensa de cara a su probable entierro, en la mañana de hoy.

Aparte de su casa en Beverly Hills (Los Ángeles), Brando venía manteniendo una residenciaven Tahití. Quizá por la extraña relación que Brando ha mantenido con la industria de Hollywood y con los medios de comunicación de EE UU, la muerte de su hija recibió, al menos en la jornada de ayer, una escasa atención en ese país. Brando ganó el Oscar como actor en 1954 por La ley del silencio, y en 1972, por El Padrino.

El año pasado se publicaron simultáneamente una autobiografía y una biografía del protagonista de El Padrino. El autor de la biografía, Peter Manso, recogía en su libro las acusaciones de Cheyenne sobre el papel de su padre en el asesinato de su novio Dag Drollet, por el que fue condenado su hermanastro Christian. La obra de Manso fue criticada por "sensacionalista".

Por otra parte, Marlon Brando evitó profundizar en el delicado tema de las relaciones con sus hijos en su propia autobiografía, Canciones que mi madre me enseñó, limitándose a explicar que eran lo más importante de su vida y pasando por alto el trágico episodio del asesinato. En su obra, Brando ridiculiza a la industria del cine y a la prensa y admite haber vivido toda su vida en base a sus instintos más puramente animales.

Otro hijo del actor, Miko, apareció como testigo en febrero del año pasado en otro extraño caso: la investigación por las acusaciones de pederastia contra Michael Jackson, para quien trabajaba como guardaespaldas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 18 de abril de 1995