Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:

Un pedacito de historia

En asuntos de música, Cuba es una potencia: entre azúcar, tabaco y ron, nacieron el son, la guaracha, el bolero, la rumba o el danzón. Una pequeña muestra de esta exhuberante realidad se orquestó en Madrid; un pedacito de historia, con algún momento irrepetible, en el centenario de los natalicios, como dicen ellos, de María Teresa Vera, la primera trovadora, y de Ernesto Lecuona, autor de Siboney o Malagueña.Gema y Pável son habaneros pero han crecido escuchando a los Beatles o a Caetano Veloso, y el rock no les resulta ajeno. Jacqueline Castellanos improvisó al estilo de los soneros. Su ímpetu desbocado dejó paso a la cálida elegancia de Omara Portuondo.

A ella le correspondieron los momentos más emotivos de la larga noche cubana: el dúo con Reinaldo Hierrezuelo, evocando aquellos de María Teresa Vera con el hermano de éste, o el que la unió al octogenario Marcelino Guerra Rapindey, llegado desde El Campello (Alicante) donde vive desde hace 18 años. Aún hubo otro dúo histórico entre Hierrezuelo y Rapindey, y, ya de nuevo con Omara, los tres pusieron en pie al Monumental con su versión del Son de la loma, de los Matamoros. Para terminar, los entrañables viejitos de la Vieja Trova Santiaguera

Tres generaciones de canción en Cuba

Gema y Pável, Jacqueline Castellanos y la Camerata Indígena, Omara Portuondo, Vieja Trova Santiaguera. Teatro Monumental. Madrid, 4 de abril.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 6 de abril de 1995

Más información

  • CANCIÓN