Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Echanove y Loquillo afirman que el penúltimo programa de Antxón Urrusolo favoreció la intolerancia

Cuando sólo queda una semana para que finalice su emisión, el programa Nadie es perfecto, que dirige y presenta Antxón Urrusolo, sigue haciendo honor a su título. En la noche del miércoles, el presidente del Atlético de Madrid, Jesús Gil, se mostró particularmente intolerante contra otros participantes, además de atacar "el comunismo". Un ciudadano anónimo, en un vídeo grabado hace 10 años, pidió que desaparezcan de las televisiones las lenguas distintas del castellano. Todo ello ocasionó una dura respuesta del periodista Moncho Alpuente, del actor Juan Echanove y del cantante Loquillo, quienes acusaron al programa de favorecer la intolerancia. Siguieron el programa 2,5 millones de espectadores.

"No me voy del estudio por respeto a esta casa y a tí, aunque seas víctima de tu propio destino al crear esta estética que favorece lo que hemos presenciado", espeté Juan Echanove a Urrusolo. Antes, Jesús Gil había hablado despectivamente de "los comunistas" y había cruzado insultos con Moncho Alpuente. Pero el detonante del malestar general que se adueñó del programa fue la emisión de un vídeo de la serie de 1984 Suspiros de España, en el que un ciudadano anónimo que lucía boina, gafas negras y bigote hitleriano, pedía "no volver a ver en ninguna televisión española a ningún partidario de lenguas catalanas, vascas o gallegas".Antes de emitirlo, Urrusolo anuncié que no le regalaría el tradicional jamón de su programa "por excluir a otras lenguas". Pero después el presentador decidió "ser generoso". "Que hablen en su región, que ladren y maúllen como quieran, pero que nos dejen a nosotros hablar el castellano sin mezclarnos con ellos", había dicho el ganador de tan hispano regalo.

"Me siento abochornado y pido a Televisión Española que no se le regale un jamón a este señor por decir una serie de barbaridades que hoy serían objeto de delito", dijo Echanove. "Alguien ha utilizado la palabra comunista despectivamente en un programa en desuso y a punto desaparecer", añadió. "Después de asistir a esta ceremonia de la estupidez mental del señor Gil, quiero decir que los pueblos catalán, vasco y gallego merecen un respeto muy grande", manifestó Loquillo.

Loquillo recibió por estas palabras el primer aplauso de la noche que parecía sincero. Echanove recitó un agudo poema de Quevedo y terminó con un tajante "absténganse de aplaudir por favor". El actor manifestó ayer sentirse "tremendamente abochornado". "He pasado la peor noche de mi vida" lamentó.

Urrusolo, que desde el inicio de su programa, el pasado 1 de febrero, ha hecho gala de incontinencia verbal, se mantuvo discreto ante los discursos de defensa de la democracia de Echanove y Loquillo y, fuera de su postura habitual, no les interrumpió. Al final, tras una alegato en favor de la tolerancia, pidió al público: "Si tenemos que aplaudir ahora, hagámoslo de verdad".

TVE afirmó ayer que Iamenta las desafortunadas expresiones y descalificaciones hacia grupos, ideas y personas que se profirieron a lo largo del coloquio" por parte de invitados que aprovecharon la tribuna para verter afirmaciones que "no encajan con el espíritu de la programación de TVE".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 31 de marzo de 1995

Más información

  • TVE lamenta las "desafortunadas expresiones" vertidas en 'Nadie es perfecto'