Crítica:FLAMENCO
Crítica
Género de opinión que describe, elogia o censura, en todo o en parte, una obra cultural o de entretenimiento. Siempre debe escribirla un experto en la materia

Renovado idilio de Madrid y El Güito

Se anunció grandilocuentemente este espectáculo como estreno mundial, pero lo habíamos visto, prácticamente en su totalidad, un mes antes en el teatro Calderón, dentro del III Festival Flamenco de Madrid; con otro título, eso sí.Da lo mismo porque Madrid adora a su bailaor, El. Güito, y le aplaude siempre a rabiar. En esta ocasión, como en tantas otras, se puso en pie para la ovación final de gala. Podríamos decir que la ciudad y el artista viven un renovado idilio, ahora que él vuelve a frecuentar los escenarios.

Es verdad que Eduardo Serrano se halla en un momento dulce de su carrera, en plena madurez, bailando quizá mejor que nunca. Hay cosas que nadie las hace como él, con su elegancia, son su señorío. Por ejemplo, las transiciones de giros o movimientos rápidos a un baile parado, apenas insinuado o sugerido, en ocasiones no más de un leve recorte de manos, sin asomo de brusquedad alguna, hecho todo con tal delicadeza que es un puro deleite.

9 Noches Flamencas: 'Raíces

gitanas'Baile: Eduardo Serrano El Güito, con su compañía. Centro Cultural de la Villa, 14 de marzo.

El espectáculo es El Güito y sólo El Güito. Lo demás completa el programa con una cierta dignidad, en que se aprecia siempre la inteligente coreografia del bailaor, no en todos los casos bien servida por intérpretes,voluntariosos pero poco hechos aún.

Bien María Vivó, aunque mecánica en algunos pasajes; bien las alegrías de Domingo Ortega y Antonio Partida. Cantaores y guitarristas arroparon el baile con corrección, aunque sin brillantez.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS