Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El pueblo más alejado del mar

Nadie sabe a ciencia cierta cuál es el origen del nombre de esta villa madrileña. Los expertos que han estudiado el tema barajan tres posibilidades: un origen celta, miccon significaría oveja; un origen romano, miaccum equivaldría a una casa de campo, o un origen árabe, maksusk sería algo así como monte pelado.De las tres civilizaciones citadas se han encontrado restos en Meco y los tres significados del topónimo tienen aún relación con el pueblo: la ganadería, desde tiempos ancestrales, ha sido uno de los medios de vida de los habitantes; en el término municipal se han encontrado varias villas romanas y el pueblo se asienta desde la época árabe sobre un monte sin árboles.

Según la tradición es el municipio español más alejado del mar. En el siglo XV, el papa Inocencio VIII, conocedor de esta situación, firmó una bula que permitía a los vecinos comer carne los viernes y días de ayuno.

MÁS INFORMACIÓN

"Como estaba tan alejado de la costa, y en aquellas fechas no existían medios de transporte veloces, el pescado llegaba al pueblo en unas condiciones lamentables. Imagino que muchos morían al ingerirlo", especula Barranco. En la bula papal se lee: Los vecinos pueden comer carne y huevos los viernes "sin que por esto se entienda que quebrantan el ayuno e incurren en pecado alguno

Curiosamente, el principal restaurante de Meco es ahora una marisquería a la que acuden todos los fines de semana cientos de madrileños. "Cosas de la vida", sonríe el alcalde.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 28 de febrero de 1995